Cinco preguntas sobre el Kéfir de leche

Lifestyle

Es un alimento milenario originario de la región del Cáucaso, pero más recientemente, su consumo se ha extendido por todo el mundo. Está definido en el Código Alimentario Argentino y habitualmente se prepara de manera artesanal.

Su nombre proviene de “keyif” que significa “sentirse bien”. Es un alimento milenario originario de la región del Cáucaso, pero más recientemente, su consumo se ha extendido por todo el mundo. La tradición le atribuye la longevidad de esos pueblos.

Está definido en el Código Alimentario Argentino y habitualmente se prepara de manera artesanal.

Como habrás escuchado y aunque pueda parecer aún extraño, hay bacterias que son imprescindibles para los seres humanos, son bacterias “buenas”, que las necesitamos para lograr el equilibrio de nuestra microbiota intestinal.

Una manera de obtener estas bacterias buenas es a través del consumo de alimentos fermentados.

  • ¿Qué es el Kéfir de leche?
  • Una leche fermentada con gránulos de kéfir
  • Los gránulos contienen 83% de agua, 9-10% de polisacáridos y 4-5% de proteínas y su forma y color se asemeja a las flores de coliflor
  • Dentro de la matriz del gránulo existe un complejo sistema microbiológico en el cual se encuentran en asociación simbiótica bacterias ácido lácticas y ácido acéticas y levaduras

El kéfir de leche es una bebida láctea viscosa, ligeramente efervescente y alcohólica producida por la fermentación espontánea de leche con gránulos de kéfir.

Los microorganismos fermentan los azúcares propios de la leche, se alimentan y se produce ácido láctico, alcohol, dióxido de carbono y metabolitos que le otorgan sus características particulares.

  • ¿Qué grado de evidencia científica existe sobre sus beneficios?

Aporta microorganismos vivos con potencial efecto probiótico y propiedades funcionales. Dentro del enorme mundo de los fermentados, los más estudiados son las leches fermentadas y entre ellos el kéfir.

Respecto al impacto del mismo en la salud intestinal la evidencia en humanos sugiere por ejemplo efectos benéficos en la malabsorción de la lactosa y en estudios en tratamiento con antibióticos por infección con Helycobacter Pylori, hubo mayor porcentaje de erradicación del mismo y menor cantidad síntomas como diarrea, nauseas, dolor abdominal.

  • ¿Qué cuidados debemos tener al elaborarlo o comprarlo?

Al ser elaborado artesanalmente es muy variable su composición lo que también modifica sus potenciales beneficios. Condiciones como el tipo de leche que se utiliza, el origen de los gránulos y las condiciones de elaboración son algunos de los factores que hacen de cada kéfir un producto único.

Como los microorganismos se reproducen rápidamente y al no estar controlado su proceso pueden multiplicarse bacterias nocivas para la salud.

Si lo comprás revisá que el producto cuente con los registros necesarios como RNE y RNPA.

Si te donan gránulos para elaborarlo asegurate que sean gránulos en actividad y cuidá la higiene de manos, utensilios y recipientes utilizados.

  • ¿Qué sabor tiene? Tiene sabor ácido e intenso y la idea es no contrarrestarlo y compensarlo con una excesiva cantidad de azúcar añadida luego de su elaboración.

  • ¿Cómo puede consumirse? Siempre debe evaluarse la tolerancia individual y tener en cuenta que puede aportar alcohol, con lo cual a priori no es un producto apto para niños ni mujeres embarazadas salvo que tengas la certeza y hayas medido que tu kéfir no contiene alcohol.

Su textura es parecida a la del yogur bebible y puede consumirse solo o en preparaciones saladas o dulces. Algunas ideas:

  • En licuados con frutas, con cereales
  • Condimentado con hierbas y ajo para untar pan y como aderezo para ensaladas

(*) Licenciada en nutrición

Temas

Dejá tu comentario