Briones: "En cuarentena entendí que lo que más tenía para desarrollar era mi intimidad"

Lifestyle

Luego de un exitoso primer streaming, el músico decidió crear Briones TV, un espacio donde expone el resto de sus facetas artísticas. El humor como canal de encuentro y su relación con Alfredo Casero.

En enero pasado Nahuel Briones tomó la decisión de parar un mes. De no tocar. Porque el resto, se sabe, siempre está en movimiento. Venía de un año lleno de presentaciones, con la confirmación latente de que su música cada vez llegaba a más personas. El 2019 fue la foto más clara. La imagen nítida de cómo una canción se propaga hasta romper los límites geográficos e invita a viajar, claro. Porque el hecho artístico se termina de formar en el encuentro.

Para ese entonces, la pandemia no era tal. El virus todavía era propiedad china y la cuarentena aún no formaba parte del diccionario cotidiano. La idea del músico era entregarse a la composición. Entonces, apagó el celular y comenzó un confinamiento que, sin saberlo, se volvería una costumbre habitual. “Fui un adelantado”, asegura en diálogo con Ámbito a pocas horas de presentar Briones TV, la cadena televisiva que decidió crear para darle vida a sus distintas facetas creativas y que podrá verse este martes a las 22 por streaming.

Se trata de un show televisivo en el que el músico apela a la ficción para generar “un especial con lo mejor del año. Desde un ranking musical hasta un noticiero pasando por una entrevista a mí mismo. Una puesta que conduce a las canciones, muchas de ellas versionadas y otras en formato videoclip”, sostiene el músico de 30 años que participó en más de 50 álbumes entre los cuatros propios como solista, su labor como productor e instrumentista.

Periodista: Esta iniciativa te lleva a romper un poco los propios límites. ¿Cómo pasaste de esa idea primigenia a su concreción?

Nahuel Briones: Durante la cuarentena me di cuenta que lo único que tenía para desarrollar era mi intimidad. Venía de ese parate en enero en el que había terminado muchas canciones y pensaba salir a mostrar y grabar. Pero de golpe me encontré sacando fotos, algo que no había hecho nunca, y escribiendo textos. Y me dieron ganas de actuar algo que, en mi círculo íntimo, siempre alentaron. En el medio hicimos un streaming que fue muy convocante y se me ocurrió la idea de hacer algo distinto. Empecé a flashear con cómo sería hacer un programa de televisión hasta que, en un momento, quise filmarlo, luego editarlo y en poco tiempo ya lo estaba viendo. El resultado me encantó aunque me da un poco de vergüenza porque es algo nuevo.

P.: ¿Qué respuesta encontraste en ese círculo íntimo?

N.B.: Se lo pasé a muy pocos. Los que lo vieron se divirtieron. Está muy bien filmado. Tiene una calidad muy alta gracias al aporte en la mezcla de Federico Nicolao. El audio es un disco nuevo. Hernán Petris, que fue director de cámara de Much Music, se encargó de filmarlo. Hay material nuevo y canciones versionadas. Me encantaría tener el presupuesto para poder seguir haciendo esto y no estar atento a si se venden o no entradas.

BrionesTV.png

P.: ¿El encierro expuso al artista integral?

N.B.: Sí, porque me veía como un artista completo dentro de lo que hacía pero acotado a la música al 100 por ciento. Y ahora no me siento así. Estoy más libre. La semana que viene alquilo una cámara y empiezo a sacar fotos. Y seguro las compartiré porque ya empiezo a delirar con mil propuestas que salen desde ahí: una muestra de fotos, un espectáculo con teatro o hasta escribir un libro. No las veía antes y ahora las veo muy posibles. Me encanta tocar en vivo y esa devolución me alimenta, pero con esta cuarentena no extrañé tocar en vivo. Me conecté con lo nuevo, que estaba trabado. Y lo disfruto mucho.

P.: Pero el músico sigue ahí arriba.

N.B.: Sí, porque mi sueño desde chico siempre fue vivir de tocar en vivo y viajar, algo que en el último tiempo logré. Pero entendí que esa vida tan agitada en algún momento me iba a significar un problema porque no es algo para toda la vida. Y me pregunté: ¿en el momento que no pueda tocar más, se termina mi ser artista? Me di cuenta de que en esa vida no tenía tiempo de componer porque a mí ese proceso me demanda un mes de encierro y laburo porque no soy de componer en un hotel. En el encierro me encontré con un Nahuel Briones artista y disfruté de consumir mi propia obra, algo que hace mucho no me pasaba. Porque cuando no tengo tiempo para componer lo que se me ocurre no es muy bueno. Y eso me afecta anímicamente. Empiezo a creer que perdí algo que tenía.

P.: Te llevo de nuevo a Briones TV. ¿Las canciones se imponen solas o el espacio demanda algo en particular?

N.B.: El espacio demanda. Voy por algo más pop. En el streaming anterior quise evitar los temas que más pegan y fui por el lado de lo íntimo. De rarezas, temas largos. Pero se terminaron vendiendo muchas entradas y después dudé de no haber puesto lo hitero. Pero para esta experiencia todo lo que va a pasar será muy pop porque el contexto es televisivo. Con una estética de los ochenta en la que se puede cruzar Gardel. Hay muchas facetas.

FOTO CARI AIMÉ.jpg

P.: ¿Qué lugar ocupa la televisión en tu vida?

N.B.: Últimamente me di cuenta de que volví a ver muchos videos de “Cha cha cha” y “Todo x 2 pesos”. Soy muy consumidor de música, pero principalmente consumo humor. Esos programas formaron mi humor. Aprendí a usar la videocasetera para para poder grabarlos. Obvio que también me gusta mucho Les Luthiers, Monty Python, Kids in the hall o Leo Masliah. Hoy estoy peleado con la figura de Woody Allen, pero tenía todas sus películas en VHS. El humor siempre fue un espacio importante. Y la tele generó eso. Pero después de “Todo x 2 pesos” no hubo programas de ficción relacionados al humor.

P.: Mencionás a Cha Cha Cha y aparece la figura controvertida de Alfredo Casero. ¿Qué te genera hoy?

N.B.: Es tremendo porque tuve como una amistad con él. A los 11 ó 12 años fui a un espectáculo suyo en el teatro porque era muy fan y en un momento dijo que quienes quisieran podíamos subir al escenario. Me mandé y me animo a decir que él tiene como el poder de la adivinación. Me miró y me dijo que era músico, que tocaba la guitarra.

P.: ¿Y cómo siguió esa relación?

N.B.: Me pasó su mail, le escribí y cada tanto me llamaba por teléfono a mi casa. Me invitaba a Cha Cha Cha Club, su bar. Y, muy lejos de todas las experiencias que se pueden contar de gente que abusa de su poder, él fue una persona muy amorosa. Iba a su bar con amigos y me invitaba comida de primer nivel. Le llevé un demo y me contactó con gente de una compañía. Claro que no estoy de acuerdo con nada de lo que él hace hoy. Con su odio desmedido. Relegó su costado artístico por ser opositor, pero sin embargo siento que, porque lo conocí, esa es su verdad. Lo recuerdo como una persona generosa y lo que veo ahora, por una razón que un poco entiendo, le pegó en un lugar que lo consumió de odio.

P.: Esto también expone las diferentes lecturas y enfoques que tienen los temas en los medios. Como en ciertos espacios es una voz autorizada y en otros no. Te lo llevo a Briones TV y su segmento como noticiero. ¿Cómo te informás hoy?

P.: Desconfío mucho de todo lo que veo. A un nivel extremo. En un momento el diario de cabecera de mi familia era Página 12 y hoy no me identifica. Clarín se pensaba que no tenía ideología y ahora es un diario opositor y oligárquico. Al igual que La Nación, que va más para el lado de las empresas. Cada uno defiende su kiosko y no puedo decir que me parece mal. Tienen sus intereses y mucho poder, pero soy curioso y me interesa ver todo. Consumo lo que me llega.

P.: ¿Y con qué te encontrás?

N.B.: Veo videos de liberales actuales o gente como Agustín Laje y Nicolás Márquez, que son pro milicos, porque me interesa saber qué dicen por más que piense lo contrario. Me gusta ver videos de economistas de derecha. Me pasa con Carlos Pagni, que es un tipo más tirado a la derecha pero un poco más objetivo. También veo muchas entrevistas de medios de izquierda porque siento que si vas a consumir lo del gobierno del momento no vas a tener la información. Lo que pasó con Facundo, su desaparición y muerte, no lo puedo buscar en los perfiles de mis amigos que hoy tienen cargos en este gobierno. En cambio, si voy a la derecha me voy a encontrar con que les importó una desaparición por primera vez en la historia. Trato de ver todo. Pero desde todos los sectores hay una manipulación. Lo que sí me parece es que estamos metidos en eso de que la verdad es los que opina la gente que piensa como uno. Y no está bueno.

P.: La tele acrecienta las diferencias.

N.B.: Sí, porque la pelea pasa por decir que el otro es un tarado sin escuchar. No es positivo. Estamos en una época en la que no hay debate porque ganar la pelea no es debatir. Por eso la tele es una porquería y desde ahí también nace la idea de generar mi propia cadena.

*El streaming de Nahuel Briones será el martes 8 de septiembre a las 22. Las entradas, a partir de 250 pesos, están a la venta en Ticket Hoy.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario