Mariana Michi y La Paz Obligada, un concierto entre lo solitario y lo colectivo

Lifestyle

La artista ideó un show individual con la presencia virtual de un grupo de artistas como Julieta Venegas y Loli Molina, entre otras. El desafío de la consigna y el resultado. El valor de lo colectivo y un nuevo disco a punto.

Cualquier suceso concebido durante la cuarentena forma parte del mundo de la ciencia ficción”. Mariana Michi habla del recital que brindará este jueves desde Niceto como si se tratara de una película. Así lo siente. Y de esa forma lo expresa. Como parte de un experimento retrofuturista. La Paz Obligada, el show en cuestión, es un encuentro musical entre una artista y su concepción: una puesta en escena personal e individual que lejos de encontrarla en soledad la expone junto a grandes invitadas (virtuales) como Julieta Venegas y Loli Molina, entre otras.

Con un gran primer disco como carta de presentación (Cayó el Valiente, 2018), Michi ganó la Bienal de Arte Joven del año pasado y hoy ya tiene otro trabajo para editar en lo inmediato. “Lo voy a dar a conocer de a poco porque me parece que está bueno que cada canción tenga su identidad y no se pierda en la lontananza del entretenimiento de Spotify”, asegura la artista, quien también forma parte de Miau, Mugre y 8. Y agrega que es un material compuesto “desde las teclas. Con consignas muy claras. Es un trabajo más lúdico, pero que al traspasar esa parte se vuelve muy profundo. Viene a contar qué pasó después de Cayó el Valiente. Qué pasó luego de esa autocompasión y fragilidad extrema”.

Periodista: ¿Cuánto de todo lo nuevo va a ser parte de este concierto?

Mariana Michi: Hay una parte, pero también las canciones de Cayó el Valiente están todas reversionadas. Todo se adecuó a este concepto porque el plan era pensar la canción a partir de cada invitado. Hice un trabajo de mucha preproducción para pasarles mis pistas a los artistas y que ellos me devuelvan su lado. Y así hasta llegar a la versión final.

michi3.jpg

P.: Convocaste a Julieta Venegas. ¿Qué significó para vos contar con ella para este show?

M.M.: Ella es un amor de persona, muy inteligente. Loli Molina me había desafiado a escribir una microcanción durante la cuarentena y acepté. Cuando la compuse me di cuenta de que le quedaría genial a Julieta. Pensé en la idea de grabarla, pero no quise agregarla al disco. Entonces, me tiré el lance de tocar la puerta con mucho respeto y preguntar. Por suerte se copó. No lo podía creer. La grabamos y salió increíble. Cuando me la devolvió sentí que la canción había llegado a su casa.

P.: ¿Cómo sentiste el hecho de tocar en un escenario y no contar con público?

M.M.: Lo sentí muy natural. Claro que en la previa pensaba en cómo lo iba procesar mi cuerpo arriba del escenario. Pero los invitados aparecen a través de puestas con televisores y se da un concepto de ciencia ficción que me hizo sentir muy cómoda. Incluso me emocioné cantando una canción y hasta sentí la presencia de las personas.

P.: ¿Cuánto de esa idea primaria de concierto pudiste plasmar?

M.M.: A medida de que fui trabajando la idea se fueron disparando nuevas incógnitas. Cosas a resolver que, a su vez, generaron otras posibilidades. Me encontré trabajando en una canción todo un día. Como parte de una madurez sin presiones cuando en realidad estoy acostumbrada a trabajar en velocidad, como punta de flecha. Avanzar y procesar mientras que se hace. Fue un desafío.

michi2.jpg

P.: La Paz Obligada responde a esto que mencionás. ¿De qué manera te relacionaste con las incógnitas que fueron surgiendo?

M.M.: El desafío más grande fue encararlo. La incógnita se convirtió en la constante de no saber si iba a volver todo para atrás en relación a la cuarentena. A la incertidumbre. Cuánto de todo esto se iba a poder llevar a cabo. Convoqué a un equipo de gente que no conocía y con la que logré una gran conexión.

P.: ¿La actualidad lleva a que los músicos se vuelvan más versátiles en el uso de otras ramas artísticas?

M.M.: Cuando terminé la secundaria, estudié comunicación. Quería trabajar en cine, radio o tele. La música siempre estaba. Pero antes, en otro plano. En su momento aprendí mucho de realización de videos y tengo mucha conexión entre imagen y sonido. Muchas veces compongo viendo. Y en esta película fue muy loco sentirme tan segura y clara. Después la gente lo recibe de miles formas diferentes. Pero yo vi todo. Fue un trabajo de dirección que da la pauta de que lo importante es entender que lo necesario es comunicar. Y que si no tenés tantas ideas, vale rodearte de personas que aporten eso. El flash ahora pasa porque todos podamos complementarnos y ayudarnos. Ya entendimos que la integración es necesaria y que ya se exploró mucho individualmente. Ahora es importante abordar desde lo grupal.

*Mariana Michi se presenta este jueves 17 a las 22 por streaming. Entradas a la venta en nicetotickets.com.ar

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario