Economía

Melconian: "Este plan es para evitar una espiralización y una crisis financiera"

El ex titular del Banco Nación dijo que "en un país que tiene cimbronazos, el dólar siempre es una moneda de protección" y por eso "vamos a convivir todo el año" en un escenario de "volatilidad"

El economista Carlos Melconian dijo que “en un país que tiene cimbronazos, el dólar siempre es una moneda de protección” y por eso “vamos a convivir todo el año” en un escenario de “volatilidad”, por lo que el plan económico está orientado a "quebrar la posibilidad de una espiralización y una crisis financiera".

Para el ex titular del Banco Nación, “la Argentina es un país que se quedó en el mundo, con una economía estancada hace ocho años”. “Pensemos que si le va muy bien al próximo gobierno, creciendo 3,5% cada año, recién volveríamos a los niveles de crecimiento de 2011”, graficó.

“Siempre el dólar en un país que tiene cimbronazos es una moneda de protección ante cada estornudo”, reiteró, y "más en medio de una elección y con un programa incontinuable después del 10 de diciembre”

“El éxito de este plan es quebrar la posibilidad de una espiralización y una crisis financiera”, aseguró en diálogo con radio Mitre.

Melconian dijo que “hace semanas el plan Picapiedra fue reforzado al Picapiedra 2” y que “este programa no busca reactivación ni estabilidad, es un paliativo”. Aunque justificó que el plan sea “básico” por la situación de emergencia en la que se encontraba la política económica cuando el Gobierno acudió al FMI: “Te estabas prendiendo fuego, el mundo no te daba crédito y te ibas camino al default. Ahí aparecieron los bomberos, con un monto de dinero inédito y entregado en tiempo inédito”.

Estimó además que en 2019 el escenario de “volatilidad” será "continuo". por “el impacto de la política sobre la economía” y afirmó que la “estrategia de confrontar” con la expresidente Cristina de Kirchner “afecta enormemente a la economía”.

Consideró además que el presidente Mauricio Macri “debe estar caliente de verdad”, porque “en la cabeza tenía otros resultados y no se le dieron”.

Respecto a la inflación, aseguró que “todavía se sigue trasladando a precios la devaluación de 100% del año pasado”, pero explicó que “una política aguda y ortodoxa como esta no es de efecto inmediato, puede tardar varios meses”.

Por lo pronto, adelantó que los niveles inflacionarios “no serán los proyectados en el Presupuesto” y que, según las primeras conclusiones, marzo estará “en la tónica inflacionaria de los primeros dos meses del año” y que el primer trimestre alcanzará los dos dígitos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario