Los millonarios subsidios por los que agricultores europeos se resisten al acuerdo con el Mercosur

Mundo

Recibirán este año más de €40.000 millones. En los últimos días se registraron protestas callejeras y marchas de tractores en España, Francia, Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

Los productores agropecuarios europeos -que suman en total alrededor de 10,5 millones de explotaciones con una superficie promedio de 16,6 hectáreas cada una- recibirán este año subsidios de los Estados miembros de la UE por más de €40.000 millones. Pero esta cifra podría ser recortadas si avanzan acuerdos de libre comercio como el pactado entre la UE y el Mercosur.

Estos subsidios se efectivizan bajo el formato de "pagos directos", en virtud de los regímenes de ayuda incluidos en el marco de la Política Agrícola Común (PAC).

La asistencia directa es una de las ventanillas de subvención a los agricultores de la Unión Europea para impulsar su producción, proteger el mercado interno y alentar las exportaciones del sector.

En base al relevamiento de la Organización Mundial del Comercio (OMC), estas ayudas en 2020 prácticamente no sufrirán variaciones respecto de 2019.

En defensa de esas subvenciones, que podrían ser recortadas si avanzan acuerdos de libre comercio como el pactado entre la UE y el Mercosur, en los últimos días se registraron protestas callejeras y marchas de tractores en España, Francia, Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

En tren de precisiones, el informe sostiene que los pagos directos de algunos de los países de la Unión Europea tendrán límites máximos nacionales similares o más bajos en 2020 que en el año anterior.

Los productores de España (945.000 en total) recibirán hasta 4.954 millones de euros; los de Italia (1,1 millón) 3.704 millones; y los de Rumania (3,4 millones) 1.903 millones, casi sin cambios de un año a otro.

En tanto, los agricultores de Polonia (1,4 millón) sufrirán un recorte de 10,8% (los pagos directos de la UE ascenderán este año a 3.062 millones de euros).

En sentido inverso, tres de los mayores países de la UE aumentarán su cuota en 2020 y captarán en conjunto el 40% de las ayudas directas europeas, detalló la OMC.

Francia (con 456.000 agricultores), repartirá 7.437 millones de euros, 8,1% más que el año anterior); Alemania (276.000 productores) obtendrá 5.018 millones (4,6% más); y Reino Unido (con 185.000 explotaciones) dispondrá de un tope subsidios directos al agro de 3.592 millones de euros (12,2% de aumento).

El examen de las políticas comerciales de la Unión Europea, elaborado por la Secretaría General de la OMC, puntualiza que en 2017 la agricultura contribuyó en un 1,2% al PIB comunitario, tras la tendencia al alza registrada por el sector desde 2005.

La importancia de la agricultura en la economía comunitaria, sin embargo, varía considerablemente de un Estado miembro a otro.

El sector representa menos del 1% del PIB total en Bélgica, la República Checa, Alemania, Luxemburgo, Malta, Austria, la República Eslovaca, Finlandia, Suecia y el Reino Unido, pero asciende al 4,1% en Rumania y al 3,7% en Bulgaria.

En 2016 trabajaban en la agricultura de la UE 9,7 millones de personas, cifra equivalente al 4,2% del empleo total.

No obstante, precisó la OMC, el sector es especialmente importante en Rumania, Bulgaria, Grecia y Polonia, donde representa el 23%, el 17,5%, el 10,7% y el 10,1%, respectivamente, del total de empleos.

La mayoría de las explotaciones agrícolas de la UE son pequeñas: dos tercios tienen un tamaño inferior a las cinco hectáreas.

En el otro extremo del espectro, el 6,9% de las explotaciones tienen 50 hectáreas o más y explotan las dos terceras partes de la superficie útil.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario