19 de septiembre 2005 - 00:00

Alemania: empate fuerza a negociar nuevo gobierno

Los candidatos Gerhard Schröder y Angela Merkel.
Los candidatos Gerhard Schröder y Angela Merkel.
Berlín (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La democristiana Angela Merkel superó ayer por exiguo margen de votos a su rival y canciller socialdemócrata Gerhard Schröder en las elecciones legislativas en Alemania, pero es posible que no pueda formar un nuevo gobierno por no contar con la mayoría necesaria.

Según el escrutinio provisional, la Unión Democratacristiana (CDU) y la Unión Socialcristiana (CSU), de Merkel, lograban 35,2% de los votos mientras que los solcialdemócratas (SPD), de Schröder, obtenían 34,3%. Las elecciones contaron con una participación de 77,7%, 1,4 punto porcentual menos que en los comicios de 2002.

• Impredecible

Ni el SPD ni los democristianos de la CDU/CSU lograron el número de votos necesario para obtener la mayoría absoluta -307 escaños- en el Parlamento. La CDU-CSU obtuvo 225 lugares; el SPD, 222; FDP, 61; el Partido de la Izquierda, 54; y Los Verdes -aliados de Shröder-, 51. Ante ese escenario, resulta impredecible el panorama de coaliciones para formar el gobierno futuro. De lograr las alianzas necesarias, Merkel se convertiría en la primera mujer en llegar a canciller y sería la única proveniente de Alemania del Este tras la reunificación en 1992. La candidata prometió aplicar duras medidas para relanzar la economía, y modificar el eje de las relaciones exteriores, dejando de lado la tradicional alianza con Francia y acercándose a EE.UU. Schröder se caracterizó durante su mandato por ser un férreo opositor de la política norteamericana en cuestiones relativas a la Guerra de Irak y por haber compartido con París el poder de máxima desición en la Unión Europea.

En sus primeras declaraciones a la prensa, Merkel dejó abierta la puerta para una coalición con el SPD, pero Schröder descartó esa posibilidad, además de asegurar que el «resultado desastroso» de su rival lo habilita a continuar en su cargo.

«Somos la fuerza más votada en todo el país», declaró Merkel tras conocerse los primeros resultados de boca de urna, aunque admitió que la alianza CDU-CSU esperaba «un mejor resultado». Se la vio claramente abatida, lo que contrastó con la euforia de Shröder.

Ante la obligación de trazar una amplia alianza para formar gobierno, Merkel
descartó al radical Partido de la Izquierda en futuras negociaciones, pero tendió un puente hacia los demás, sin excluir la hipótesis de una coalición con la socialdemocracia.

Algunos dirigentes regionales de la CDU expresaron «desilusión» por los resultados dado que sondeos previos señalaban 43% en la intención de voto
.

Al mismo tiempo, en la sede del SPD y ante numerosos seguidores, Schröder declaró su intención de seguir gobernando en «los próximos años». «Estoy orgulloso de la gente y de la cultura democrática de nuestro país, que no se dejó influenciar por los manipuladores de la prensa, agregó Schröder. «Quienes
querían un cambio en el gobierno fracasaron a lo grande», disparó.

• Festejo

La sorpresa fue el tercer lugar alcanzado por el Partido Liberal (FDP), cercano a Merkel. El líder del FDP, Guido Westerwelle, afirmó que su partido «es el ganador de esta jornada electoral» y dijo «estar feliz por poder festejar uno de los mejores resultados en la historia» de esa fuerza.

«Nosotros esperamos que exista la posibilidad de formar gobierno con la CDU porque queremos un verdadero y auténtico cambio», expresó Westerwelle, quien descartó una alianza con Shröder.

En cuarto lugar, según los mismos guarismos, quedó el Partido de la Nueva Izquierda, de Oskar Lafontaine (ex SDP) y Gregor Gysi (ex comunista), con 8,7%. «La gente no quiere una política que se funda en la destrucción del Estado social», dijo Lafontaine, quien pidió el apoyo de los sindicatos socialdemócratas, visto que ahora «la izquierda tiene una nueva posibilidad». Este grupo rechazó apoyar a Shröder.

• Relevancia

A partir del virtual empate de ayer en los comicios, Dresde, donde se votará el 2 de octubre debido a la muerte de una candidata, podría adquirir un peso relevante.

Otra de las opciones que no puede ser descartada es el llamado a nuevas elecciones si después de semanas de negociaciones para formar coalición ninguno de los grandes partidos es capaz de lograr una mayoría
. Esto nunca ha sucedido en la Alemania de la posguerra.

Dejá tu comentario

Te puede interesar