Ante la desconfianza de Europa, Grecia se acerca a Rusia

Mundo

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunió con Vladimir Putin en el Kremlin, en una visita que los europeos ven con desconfianza debido a las buenas relaciones del nuevo gobierno heleno con Rusia, con la crisis ucraniana como telón de fondo.

El presidente ruso aseguró que Tsipras no ha pedido ayuda financiera al Kremlin. "Hemos hablado de realizar distintas inversiones en el terreno de las infraestructuras, transporte, energía, etc", señaló Putin.

Putin y Tsipras firmaron un Plan de Acción conjunto para 2015 y 2016 que prevé la cooperación en distintos ámbitos para recuperar los niveles de intercambio comercial entre ambos países.

En una conferencia de prensa conjunta con Tsipras, Putin explicó que le ofreció la posibilidad de que Grecia se conecte al nuevo gasoducto ruso-turco (Turkish Stream) que se proyecta construir bajo el Mar Negro para llevar gas ruso a Europa.

"Grecia podría convertirse así en uno de los principales centros europeos de distribución de energía, pero esto es una decisión soberana que debe adoptar el Gobierno griego", señaló.

Además, Moscú está dispuesto a levantar la prohibición de compra de productos agrarios griegos para ayudar al país a superar su difícil situación económica, aseguró el ministro de Economía, Alexei Ulyukayev.

La medida, que en el caso de Grecia afecta sobre todo a frutas y productos lácteos, fue impuesta por Rusia en 2014 como reacción a las sanciones de la Unión Europea (UE) por su apoyo a los separatistas en Ucrania.

Tsipras es visto por algunos analistas como el caballo de Troya de Rusia en Europa, debido a su posición conciliadora hacia Moscú.

Mientras continúan las discusiones entre Grecia y sus acreedores (Unión Europea y Fondo Monetario Internacional) en vista al desbloqueo de un tramo de ayuda financiera vital, esta visita ha suscitado no pocos recelos entre sus socios europeos.

La UE dejó clara su irritación recordando que las cuestiones comerciales son competencia exclusiva de Bruselas y pidió a los Estados miembros que hablen con una sola voz. 

Dejá tu comentario