Asalto al cuartel general del Ejército en Pakistán: los insurgentes tienen varios rehenes

Mundo

Los autores del ataque al cuartel general del ejército paquistaní en Rawalpindi, en inmediaciones de Islamabad, tienen rehenes en su poder, reveló la televisión local Geo TV.

Según el sitio digital de la televisora, que cita fuentes del servicio de relaciones públicas de las fuerzas armadas, algunos de los atacantes se refugiaron en un edificio de las fuerzas de seguridad.

GeoTv reportó que el ataque contra el cuartel general de Rawalpindi fue conducido por seis personas.

Cuatro de ellas murieron en el enfrentamiento y otras dos huyeron, e irrumpieron en una oficina de las fuerzas de seguridad donde tomaron como rehenes a un número no precisado de personas, según la versión.

La oficina está rodeada de militares.

Insurgentes islamistas, con armas automáticas y granadas, abrieron fuego esta mañana contra las fuerzas de seguridad en la entrada del cuartel general del ejército en Rawalpindi, cerca de la capital Islamabad.

"Los terroristas portaban uniformes militares y tenían armas sofisticadas y granadas", declaró el general Athar Abbas, portavoz del ejército, a la televisión Geo.

"Seis soldados murieron en el ataque", declaró por teléfono el coronel Attique ur Rehman, portavoz adjunto del ejército.

"Los cuatro terroristas resultaron muertos. El enfrentamiento ha terminado. La situación está bajo control", informó por su lado el general Abbas.

El enfrentamiento duró hora y media, según constató un periodista que se hallaba en el lugar.

Los asaltantes eran al menos seis, informó otro responsable del ejército, y los dos que lograron escapar con vida era buscados por las fuerzas de seguridad, que atribuyen el ataque a los talibanes paquistaníes.

Este ataque se produce un día después de que 52 personas murieran en un atentado con coche bomba en un mercado de Peshawar, ciudad al noroeste de Pakistán. Esta región ha estado recientemente afectada por sangrientos atentados de los talibanes vinculados a Al Qaida.

Dejá tu comentario