Aunque agoniza, las FARC no liberarán a Betancourt

Mundo

Bogotá (EFE, Reuters, DPA, AFP) - Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) afirmaron ayer que no liberarán de manera unilateral a Ingrid Betancourt ni a otros rehenes, y reiteraron su exigencia de negociar con el gobierno de Alvaro Uribe un «canje humanitario» por guerrilleros presos en una zona desmilitarizada.

«No es admisible que nos pidan más gestos de paz», afirmaron los jefes terroristas Rodrigo Granda, conocido como el «canciller», y Jesús Santrich, del bloque Caribe de la guerrilla, en una nota publicada por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) en su página electrónica.

La divulgación del mensajecoincidió con la presencia en Bogotá de un avión movilizado por el gobierno de Francia para una misión humanitaria de incierto destino, que busca dar asistencia médica a la colombo-francesa Ingrid Betancourt, cuya vida -se afirma- pende de un hilo, y a otros rehenes enfermos.

No habrá más liberaciones unilaterales de secuestrados porque «después de tantas muestras fehacientes de nuestra voluntad política por encontrar salidas al conflicto, se nos responde con infamias y maledicencia», señalaron Granda y Santrich.

Los rebeldes marxistas colombianos aludieron a las operaciones humanitarias de los pasados 10 de enero y 27 de febrero, en las que entregaron a cinco ex congresistas y a la ex candidata a la vicepresidencia Clara Rojas, ex compañera de fórmula electoral de Betancourt, rehén desde febrero de 2002. Los seis fueron liberados ante delegados del presidente venezolano, Hugo Chávez.

  • Gestión

    La entrega de estos secuestrados había sido gestionada con «Raúl Reyes», segundo al mando y portavoz internacional de las FARC abatido el 1 de marzo en un bombardeo colombiano a un campamento rebelde en Ecuador, lo que, según el grupo insurgente, cortó todo contacto con ella.

    «Estas experiencias nos dan la razón sobre la necesidad de exigir cada vez más garantías cuando de encuentros de cualquier tipo se trate», expresaron Granda y Santrich, al recordar que las comunicaciones entre «Reyes» y emisarios de Francia permitieron su localización y eliminación.

    En tanto, la justicia de Paraguay pidió ayer la captura internacional de Granda por su presunta complicidad con el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, la hija del ex presidente Raúl Cubas Grau, en 2005.

    Tras aludir a la exigencia rebelde de un territorio desmilitarizado de 800 kilómetros cuadrados, área conjunta de las localidades sudoccidentales de Florida y Pradera, ambos terroristas puntualizaron que «no habrá encuentro gobierno-guerrilla, por ejemplo, sin la existenciade una zona de despeje». Granda fue excarcelado a comienzos de junio de 2007 por una petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a Uribe.

    «Sólo como consecuencia de un canje de prisioneros saldrán libres quienes están cautivos en nuestros campamentos», es decir, los 40 rehenes que las FARC pretenden intercambiar por unos 500 rebeldes presos, incluidos «Simón Trinidad» y «Sonia», extraditados a Estados-Unidos, precisaron. Según los portavoces rebeldes, ninguno de los secuestrados «está en peores condiciones» que ambos extraditados o muchos de los «dirigentes políticos y líderes populares que han sido apresados sin ser guerrilleros». «Aquí que nadie pase de inocente, porque todos quienes están cautivos son responsables del azuzamiento de la guerra, desde Ingrid en adelante», afirmaron.

    En tanto, la misión internacional integrada por España, Francia y Suiza llegó ayer a Bogotá para prestarle asistencia médica a Betancourt.

    El avión Falcon 50 de la Fuerza Aérea francesa llegó en la madrugada de ayer a la base militar de Catam, donde la comitiva internacional está esperando que los rebeldes le suministren las coordenadas para llegar a la líder política y a otros rehenes enfermos.

    La misión está integrada por delegados del gobierno de Sarkozy y de Suiza. Asimismo, hay dos médicos que se encargarían de atender a la ex candidata presidencial, que padece de un grave cuadro de leishmaniasis y hepatitis B, entre otras enfermedades.

    El avión francés posee una unidad de cuidados intensivos, aparatos para realizar transfusiones sanguíneas y reanimación, además de una pequeña sala de cirugía.

    El comandante de la fuerzas militares, general Freddy Padilla, explicó que los integrantes de la misión se trasladarán en un helicóptero hasta la zona donde indiquen los rebeldes. Sin embargo, hasta ahora los terroristas no han dado indicios de querer cooperar con la misión, por lo que hay pesimismo.
  • Dejá tu comentario