Bachelet envía al Congreso proyecto para despenalizar el aborto en ciertos casos

Mundo

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley que despenaliza el aborto, una iniciativa a la que se oponen con fuerza algunos sectores políticos conservadores y la iglesia católica.

La propuesta de la gobernante socialista incluye tres supuestos para la interrupción del embarazo: cuando la vida de la madre esté en riesgo, cuando haya inviabilidad fetal y en casos de violación. En esta última situación la mujeres podrán abortar antes de las 12 semanas de gestación.

"Amamos la vida y nadie quisiera interrumpir (un embarazo), pero cuando está en riesgo la vida de la madre, o cuando la vida que se gesta es inviable o fruto de la violencia sexual (...) hay que tomar una decisión", dijo Bachelet, médico pediatra de profesión.

La mandataria dijo que tal decisión no se puede evitar "obligando a las mujeres a que carguen solas con las pesadas consecuencias de no poder decidir por causas de una ley, porque atropellamos su dignidad, prolongamos sus sufrimiento, arriesgamos su vida".

"La normativa vigente no responde al trato digno que el Estado debe otorgar a sus ciudadanas", añadió. Actualmente, la ley castiga con penas de cárcel las prácticas abortivas.

La discusión y aprobación del propuesta gubernamental en el Congreso no será fácil para el Ejecutivo, pues se topará con el férreo rechazo de la iglesia católica y de algunos sectores políticos más conservadores.

La derechista Unión Demócrata Independientr (UDI), en la oposición, sostiene que el proyecto para despenalizar el aborto "no respeta la dignidad humana, por lo que anunció su rechazo.

En tanto, varios parlamentarios del Partido Demócrata Cristiano (PDC), que forma parte de la oficialista Nueva Mayoría, han advertido que no se adherirán a la propuesta.

Dejá tu comentario