Una rival de TikTok se va de Hong Kong para evitar sanciones de Estados Unidos

Mundo

Bigo Technology mudará sus servidores a Singapur para evadir la aplicación de la ley de seguridad nacional china, ante el temor de que las medidas de la Casa Blanca se extiendan a otras apps.

Bigo Technology, un pequeño rival de la empresa tecnológica china ByteDance, trasladará sus servidores de Hong Kong a Singapur para ponerlos fuera del alcance de la nueva ley de seguridad nacional de Pekín en esa excolonia británica, en un intento por dejar clara su independencia de su matriz china ante las amenazas de Estados Unidos.

Esta decisión, que sigue a la prohibición en India de las apps desarrolladas por la empresa durante el estallido de las hostilidades entre Nueva Delhi y Pekín de este año, fue tomada en momentos que Estados Unidos está endureciendo las medidas de control de las empresas tecnológicas de propiedad china en uno de sus mercados más prometedores.

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos podría ejercer más presión sobre las tecnológicas chinas tras haber amenazado con prohibir la popular aplicación de TikTok, propiedad de ByteDance, si no se vende a una firma estadounidense -Microsoft es la principal interesada- ante la preocupación suscitada por la seguridad de los datos personales que maneja.

Bigo, cuyas aplicaciones Likee y Bigo Live compiten con TikTok, no fueron por el momento señaladas por Washington, pero un alto ejecutivo de la empresa dijo a Reuters que esperaba "no quedar atrapado en el fuego cruzado".

"Por desgracia, a veces no podemos controlar lo que piensan otras personas", dijo Mike Ong, vicepresidente de relaciones institucionales, en una entrevista con la agencia, y destacó que la empresa funciona "con total independencia" de Joyy, una firma tecnológica china que cotiza en la bolsa de valores de Estados Unidos y que la compró el año pasado, en una transacción que valoró a Bigo en 2.100 millones de dólares.

La nueva ley de seguridad nacional china para Hong Kong otorga a Pekín el poder de exigir a las empresas que faciliten los datos de sus usuarios. Bigo, al igual que otras multinacionales tecnológicas, decidieron trasladar sus servidores fuera de la ciudad semiautónoma.

El mayor centro de datos de Bigo está en Singapur, junto con otros mercados en los que opera, como India, Estados Unidos, Europa y Oriente Medio.

Sin embargo, a pesar de sus repetidas reivindicaciones de independencia y de sus orígenes en Singapur, India prohibió en junio la empresa junto con algunas aplicaciones chinas por presentar amenazas a la "soberanía e integridad" del país asiático, tras un choque fronterizo con China.

India es uno de los mayores mercados de Bigo y la sede de más de una quinta parte de su plantilla mundial de 5.000 personas.

Singapur es uno de los destinos más populares para las empresas chinas que desean expandirse en el extranjero, ya que la mayoría de su población es de origen chino y el uso del mandarín está muy extendido.

Con la pandemia de coronavirus obligando a las personas a permanecer en sus casas, Bigo se convirtió en un importante impulsor del crecimiento de su empresa matriz Joyy. Bigo Live registró un crecimiento en sus usuarios activos mensuales de más del 30% desde el comienzo del año, mientras que en el caso de Likee fue del 50%.

Europa y Norteamérica son los mercados de más rápido crecimiento de la empresa, dijo.

Dejá tu comentario