Denuncian en Bolivia a un gobernador y a legisladores opositores por agraviar la wiphala

Mundo

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ordenó bajar la bandera durante un acto oficial. El oficialismo lo acusó de "discriminación" contra indígenas.

Diputados del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) de Bolivia presentaron una denuncia contra el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, por "discriminación" contra indígenas y "ofensa" a la bandera indígena wiphala, que fue bajada el viernes último en un acto oficial en la capital de ese departamento, delante del vicepresidente David Choquehuanca.

Además de acusar a Camacho, la denuncia señala al titular del Comité Cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo, y a varios asambleístas de Creemos por "discriminación, racismo e instigación pública".

En la presentación se menciona también al diputado de Creemos José Carlos Gutiérrez y las asambleístas departamentales del mismo partido Keyla García y Lisseth Durán.

El delito tiene una pena de entre uno y siete años de prisión en Bolivia y los diputados del MAS se fueron a la sede de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

En la denuncia, los legisladores pidieron "la aprehensión inmediata" de los acusados, a los que señalan por negar el uso de la palabra a Choquehuanca por "discriminación".

El viernes, Camacho y Choquehuanca compartieron un acto, y aunque al vice -a cargo de la presidencia por el viaje de Luis Arce a Estados Unidos- le tocaba izar la bandera boliviana, fue desplazado a la wiphala, mientras el gobernador departamental se hizo cargo de la tricolor nacional.

Y casi de inmediato, un grupo de seguidores de Camacho arrió la bandera indígena, en un acto que Keyla García explicó que fue para "resguardar la wiphala", que "en ningún momento” fue ultrajada.

Embed

"La población estaba molesta por los actos sucedidos" y por eso fue ella la que arrió la wiphala "junto a un grupo de jóvenes" e izó la bandera del patujú, específica de los indígenas del oriente de Bolivia.

La denuncia de los legisladores advierte que "de manera irrespetuosa, racista y discriminatoria se le negó y restringió la utilización de la palabra” a Choquehuanca, a quien “se invitó a un acto con el único fin de humillarlo, por el simple hecho de pensar diferente, tener otro color de piel", según el sitio del diario Página Siete.

Camacho está señalado como uno de los impulsores del golpe contra Evo Morales, en noviembre de 2019, y fue candidato a la Presidencia en octubre del 2020, pero apenas logró un 16% de los votos y quedó tercero.

Arce hizo hoy un llamado a "respetar la wiphala", que es un emblema nacional que representa la "historia de la lucha de los pueblos indígenas originarios".

"La wiphala se respeta, hermanos, porque es el lenguaje, es la historia, es el resumen de toda la lucha de nuestros pueblos originarios, de nuestro país, y no se va a borrar con el capricho de uno o un grupo de personas", remarcó, en un acto en Achacachi, en el departamento de La Paz.

El jefe del Estado se mostró preocupado por el resurgimiento de sectores "racistas que nunca han entendido que Bolivia está compuesta por nueve departamentos con sus propias culturas e historia", y consideró una "lástima que pese a tantos años de lucha por la igualdad y el respeto entre todos, haya personas que no entienden".

También Morales reivindicó a la wiphala como un "símbolo de unidad, dignidad, solidaridad, diversidad y lucha de los pueblos libres contra toda forma de racismo, colonialismo e imperialismo".

"Durante el gobierno de facto, fue emblema de resistencia al golpismo. Con su desagravio advertimos: los golpistas no pasarán", advirtió Morales en sus redes sociales.

El artículo 6 de la Constitución boliviana establece que la bandera tricolor rojo, amarillo y verde y la wiphala son símbolos del Estado andino.

En la céntrica Plaza Murillo de La Paz hubo hoy un acto del oficialismo para reivindicar al símbolo indígena, y allí fueron agredidos los diputados de la opositora Comunidad Ciudadana (CC) Ingvar Ellefsenson y Miguel Roca.

Temas

Dejá tu comentario