Las FFAA de Bolivia están "indignadas" por el plan de Morales de crear milicias armadas

Mundo

El gobierno de facto de Jeanine Áñez acusó al exmandatario de terrorista y presentó nuevos cargos por sedición. El líder izquierdista defendió la creación de grupos de defensa contra la represión policial.

Las fuerzas armadas de Bolivia se dijeron "indignadas" con las declaraciones del expresidente Evo Morales sobre la posibilidad de crear unas "milicias armadas" si regresa a su país para evitar así un nuevo golpe de Estado.

"El pueblo boliviano está dolido y nuestras fuerzas armadas, indignadas", afirmó el exmilitar y ministro de Defensa, Luis Fernando López, quien manifestó el "rechazo a una lógica absolutamente terrorista y sediciosa".

Morales, que primero sugirió que en caso de regresar a Bolivia organizaría milicias armadas al estilo chavista, aclaró en una entrevista con la agencia Reuters que no tendrían armas sino "hondas, palos y otros elementos".

Evo Morales Ayma on Twitter

"En Bolivia, si las fuerzas armadas están metiendo bala al pueblo, matando al pueblo, el pueblo tiene derecho a organizarse su seguridad", explicó y agregó que los grupos de autodefensa tienen una larga tradición en la comunidad indígena del país.

Según López, el gobierno de Morales, quien dimitió el 10 de noviembre a raíz de un golpe de Estado militar tras protestas ciudadanas, tenía el plan de "desmantelar a las fuerzas armadas y a la Policía para traer fuerzas extranjeras al país".

El ministro aseguró: "estamos preparados, entrenando y atentos, no vamos a permitir nada, no vamos a permitir que fuerzas extranjeras quieran tomar el poder en el país".

En tanto, el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, anunció que junto a su colega de Interior, Arturo Murillo, que van "a iniciar las acciones penales contra el señor Evo Morales" por los delitos "de sedición y terrorismo".

Arturo Murillo on Twitter

Esta no es la primera vez que el gobierno de facto de Jeanine Áñez acusa al líder cocalero de esos crímenes.

Jeanine Añez Chavez on Twitter

La Fiscalía boliviana ya investiga a Morales por esos dos delitos, pero en un caso relacionado con una grabación en la que, según el gobierno, se le escucha pedir desde México a sus bases que impidan el ingreso de alimentos a las ciudades.

Morales se asiló primero en México después de renunciar, y desde el 12 de diciembre se instaló en Argentina como refugiado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario