Greta Thunberg, la joven que hizo temblar al establishment mundial en la cumbre del clima de la ONU

Mundo

Participó de la cumbre en la antesala de la apertura de la Asamblea General. Durante el encuentro 66 países se comprometieron a reducir al máximo su dependencia del carbono hacia 2050.

Nueva York - “¿Cómo se atreven?”, lanzó este lunes la joven activista sueca Greta Thunberg a los líderes mundiales reunidos en la ONU para revigorizar el Acuerdo de París sobre el clima, a quienes la juventud mundial y los científicos piden abandonar las energías fósiles para reducir urgentemente los gases de efecto invernadero.

Con su feroz discurso, que pronunció con lágrimas en los ojos, la joven Thunberg acusó de hipocresía a las autoridades globales. “Yo no debería estar aquí, yo debería estar en la escuela, del otro lado del océano”, dijo la joven que se tomó un año sabático para impulsar la causa climática.

“Robaron mis sueños y mi niñez con sus palabras huecas, y sin embargo soy una de las más suertudas. La gente está sufriendo, la gente está muriendo, ecosistemas enteros están colapsando”, afirmó. “Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que ustedes pueden hablar es de dinero ¿Cómo se atreven?”, preguntó.

El viernes pasado, convocados por Greta Thunberg, cuatro millones de personas participaron en huelgas estudiantiles por el clima en más de 160 países, de acuerdo con los organizadores. Otra gran marcha fue programada para el viernes próximo.

El presidente estadounidense Donald Trump -que sacó a su país del Acuerdo de París-, hizo una aparición sorpresa en la reunión, sentándose unos minutos para escuchar el discurso del primer ministro indio Narendra Modi, a quien aplaudió.

Greta
FULMINANTE. El presidente Donald Trump se presentó sorpresivamente en la cumbre, de la que participó unos minutos. Se cruzó brevemente con la activista Greta Thunberg, quien lo miró despectivamente. El instante se convirtió en una de las imágenes más compartidas del día en las redes sociales.

FULMINANTE. El presidente Donald Trump se presentó sorpresivamente en la cumbre, de la que participó unos minutos. Se cruzó brevemente con la activista Greta Thunberg, quien lo miró despectivamente. El instante se convirtió en una de las imágenes más compartidas del día en las redes sociales.

“Soy un gran creyente en el aire limpio y el agua limpia, y todos los países deberían unirse y hacer eso, y deberían hacerlo por sí mismos. Es muy, muy importante”, dijo Trump a los periodistas al retirarse

Bajo el Gobierno de Trump, Estados Unidos comenzó el proceso para alejarse del Acuerdo de París celebrado en el 2015 cuyas metas de reducción de gases de efecto invernadero deberían cumplirse a partir del año que viene cuando finalice la vigencia del Protocolo de Kioto.

“Hay gente que es activa y se manifiesta, y que nos presiona, pero también hay gente que duda (del cambio climático), y es el deber de cada Gobierno unir a todos”, subrayó la canciller alemana Angela Merkel, quien llamó a “seguir las conclusiones de la ciencia”.

Los gobernantes de Brasil y Australia tampoco participan en la cumbre. Pero China, que emite dos veces más gases de efecto invernadero que Estados Unidos, fue representada por su canciller, Wang Yi.

Un total de 66 países se comprometieron a alcanzar la neutralidad en carbono para 2050, anunció la organización. Hasta ahora solo unos 20 países habían registrado esta meta en sus objetivos o iniciado el proceso.

La neutralidad en carbono significa que los países se comprometen a reducir al máximo sus emisiones y compensan el resto, por ejemplo, plantando árboles, que absorben carbono de la atmósfera, o comprando créditos de carbono.

La ONU alertó el domingo que la temperatura mundial promedio de 2015 a 2019 va camino a convertirse en la más alta de cualquier periodo de cinco años jamás registrado.

La Tierra ya es 1ºC más calurosa que en el siglo XIX, y si las cosas siguen igual, será por lo menos 3ºC más calurosa en 2100.

Las promesas de los líderes mundiales no tienen valor legal. Son un trampolín hacia la reunión COP25 en diciembre en Chile y la COP26 a fines de 2020 en Glasgow, cuando los países deben entregar a la ONU sus compromisos sobre el clima revisados al alza. Hasta ayer, 66 países de los 195 países firmantes del Acuerdo de París anunciaron su intención de hacerlo, pero Estados Unidos no es uno de ellos.

Antes del inicio de la cumbre, una reunión sobre la Amazonia celebrada en la ONU permitió desbloquear 500 millones de dólares adicionales para las selvas tropicales, en ausencia de Brasil, “el elefante en la habitación”, según dijo el presidente francés, Emmanuel Macron.

El Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la ONG Conservación Internacional anunciaron programas de ayuda, con el apoyo financiero de Alemania (250 millones de dólares prometidos) y de Francia (100 millones).

La Unión Europea pondrá a disposición 190 millones de euros en el marco de sus programas de cooperación y desarrollo, mientras que Conservación Internacional aportará 20 millones de dólares.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, “está permitiendo la destrucción de la Amazonia”, denunció a periodistas en la ONU el cacique indígena brasileño Raoni, de la tribu kayapó. “Esto no es solo malo para nosotros los indígenas, es malo para la humanidad”.

Dejá tu comentario