Lufthansa y Air France se unen contra los planes de la UE sobre clima y aviación

Mundo

Una agrupación de aerolíneas y aeropuertos pidió que se modifique la legislación sobre el cambio climático prevista por la Unión Europea, alegando que les restará competitividad frente a sus rivales no europeos.

Una agrupación de aerolíneas y aeropuertos pidió que se modifique la legislación sobre el cambio climático prevista por la Unión Europea, alegando que les restará competitividad frente a sus rivales no europeos.

Con el objetivo puesto en la aviación, un sector considerado responsable de hasta el 3% de las emisiones a nivel mundial, la Unión Europea presentó en julio planes que contemplan normas más estrictas sobre las emisiones de CO2 y el uso de mezclas de combustibles sintéticos, así como la aplicación de un impuesto sobre el queroseno.

Esta alianza, entre cuyos casi 20 miembros se encuentran todas las filiales de Lufthansa, Air France-KLM y grandes aeropuertos como el de Fráncfort y el de Schipol de Ámsterdam, argumenta que los vuelos de larga distancia a través de centros de operaciones no europeos no estarían sujetos a los mismos costes asociados, lo que supondría un posible desplazamiento del negocio hacia estas compañías.

La agrupación rechaza de plano el impuesto sobre el queroseno y propone que el recargo por protección del medio ambiente esté basado en toda la ruta de vuelo, y no sólo en los vuelos de enlace que llevan a los pasajeros de la UE a centros internacionales como Estambul o Dubai.

Sin embargo, el grupo está en principio a favor del paquete climático "Fit for 55" de la UE, que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 en comparación con los niveles de 1990. (Reporte de Ilona Wissenbach. Traducción de Flora Gómez, editado por Javier Leira)

Dejá tu comentario