Chávez sin límites: gobernará un año y medio por decreto

Mundo

Caracas (AFP, EFE, Reuters, ANSA) - Una criticada ley que habilita al presidente Hugo Chávez a gobernar por decreto durante un año y medio fue aprobada ayer por el Parlamento de Venezuela, a la vez que el mandatario nombró a una comisión para la reforma constitucional, que incluirá la posibilidad de su reelección ilimitada.

En medio de crecientes denuncias opositoras de una peligrosa concentración del poder en sus manos, Chávez fue autorizado a «dictar por decreto (...) con fuerza de ley, con la urgencia reglamentaria», dijo en la tribuna la titular del poder Legislativo, Cilia Flores, luego de que los diputados aprobaran a mano alzada la petición.

La Asamblea Nacional, cuyos 167 miembros son oficialistas, aprobó por unanimidad la ley en primera discusión para autorizar a Chávez a legislar por decreto durante 18 meses. La Ley Habilitante, que será aprobada de modo definitivo -en segunda instancia-el próximo martes, le otorga al presidente facultad de decretar leyes ordinarias que requieren mayoría simple y leyes orgánicas que necesitan mayoría calificada.

«Bienvenida la Ley Habilitante, que tiene el apoyo de esta Asamblea Nacional que apoya al líder», proclamó la presidenta de la Asamblea.

  • Control

    Sobre las objeciones de opositores que consideran los poderes especiales como un « abuso totalitario» del poder, Flores respondió: «Siempre se van a oponer a ultranza y más cuando saben que estas leyes van a profundizar la revolución».

    El oficialismo tiene control absoluto del Parlamento, luego de que la oposición se retiró de los comicios legislativos de diciembre de 2005, cuando hubo 75% de abstención.

    Chávez, en el poder desde 1999, comenzó la semana pasada su nuevo mandato 2007-2013 con sonoros anuncios, como las nacionalizaciones en la industria petrolera, telecomunicaciones y electricidad, además de un partido unificado del oficialismo y la reelección ilimitada. Anunció, además, que abolirá la autonomía del Banco Central y que el nuevo nombre oficial del país será República Socialista de Venezuela.

    Roberto Hernández, legislador del Partido Comunista, rechazó «la andanada de descalificaciones» de los sectores opositores, que «buscan impedir que se les arranquen sus privilegios».

    Hernández consideró «falaz el empeño de la oposición de señalar el carácter dictatorial del presidente Chávez».

    El diputado Carlos Escarrá sostuvo: «Armar el modelo de Estado socialista es un proceso que durará nueve o diez meses y luego se adecuará el ordenamiento jurídico».

    Afirmó que las «normas perversas de las grandes trasnacionales tienen que caer ante el signo de nuestros tiempos».

    El diputado Antonio Montenegro llamó a «no perder el tiempo en convencer a esta oposición sobre el sentido que tiene esta revolución socialista». «No podemos detenernos por consideraciones que hace la oposición; les interesa que el proceso que ha abierto en Latinoamérica se detenga», terminó.

    Teodoro Petkoff, quien fue el director de estrategia del ex candidato opositor Manuel Rosales en los últimos comicios presidenciales, dijo que «en un ambiente de obsecuencia y servilismo, 'Yo El Supremo' (Chávez) se prepara para legislar, facultado como está ya por la prodigiosa-Ley Habilitante».

    Rosales obtuvo más de cuatro millones de votos para totalizar 37% de sufragios.

    La Ley Habilitante le permitirá a Chávez legislar en diez áreas, «sin que tenga lugar ningún debate en el país», cuestionó Petkoff en su columna de ayer publicada en la portada del vespertino «Tal Cual».

    El ex guerrillero de izquierda en los años 60 recordó que Chávez legislará sobre la estructura del Estado, la administración pública, la economía, las finanzas públicas, el régimen tributario, la seguridad ciudadana, ciencia y tecnología, ordenación del territorio, seguridad y defensa, infraestructura, transporte y servicios. «Y como irónico colofón ( legislará sobre) la participación popular, toda la Nación, pues, será rediseñada por un solo hombre», puntualizó Petkoff, que advirtió de la posibilidad de «rupturas terribles».
  • Dejá tu comentario