Chile: anularon cargos contra la hija de Pinochet

Mundo

La Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago anuló hoy los dos últimos cargos que pesaban sobre Lucía Pinochet Hiriart, hija del fallecido ex dictador chileno Augusto Pinochet.

Los procesamientos pendientes en contra la primogénita del ex dictador eran por los delitos de falsificación de pasaporte y fraude tributario, en el marco del caso Riggs, cuando era sustanciado por el juez Carlos Cerda, que investigaba el origen de la fortuna de la familia Pinochet.

Sin embargo, el tribunal de alzada determinó dejarlos sin efecto tras escuchar este miércoles los alegatos del abogado defensor de la mujer, Hugo Ortiz de Filippi, informó la agencia DPA.

El abogado argumentó que en el caso del pasaporte, su clienta no tenía ninguna responsabilidad sino un funcionario del Registro Civil que cometió un error de tipeo que dejó el apellido Pinochet recortado, pero que aparte de eso no hay datos falsos.

En torno al fraude tributario, alegó que Pinochet Hiriart nunca estuvo "procesada técnicamente", pues su nombre no figura en la resolución de Cerda, de quien comentó que en su afán de procesarla se le olvidó mencionarla.

En enero de 2006, Cerda procesó a la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, y a cuatro de sus cinco hijos, además de su nuera, su ex secretaria Mónica Ananías y su ex albacea Oscar Aitken, por uso de pasaporte falso y declaraciones personales de impuesto maliciosamente incompletas.

Además, dictó órdenes de procesamiento por complicidad con el ex dictador para evadir impuestos.

Sin embargo, en enero de este año, tras la muerte del ex dictador, el mismo tribunal liberó de cargos a la mayor parte de los imputados y estableció, además, que no existía el delito de complicidad en temas de impuestos ya que ahí las responsabilidades son individuales.

Con la resolución de hoy, el único miembro del clan Pinochet que está encausado es Marco Antonio, el hijo varón menor del ex senador vitalicio, por delitos impositivos personales.

Las investigaciones para determinar el origen y cantidad de las cuentas secretas que mantuvo Pinochet en entidades financieras de Chile y el exterior, estimadas en más de 27 millones de dólares, comenzaron a mediados de 2004 y estuvieron a cargo del juez Sergio Muñoz, quien dejó la causa al asumir en la Corte Suprema.

Su reemplazante había procesado al ex dictador (muerto el 10 de diciembre pasado a los 91 años) por evasión tributaria y falsificación de pasaportes.

Además, estaba desaforado para que pudiera ser investigado por el delito de presunta malversación de fondos públicos, ya que se estima que ese sería el origen de su fortuna.

Dejá tu comentario