Chile: gran incendio en Valparaíso deja 3 víctimas fatales

Mundo

El gigantesco incendio que arrasó el sábado el barrio histórico de Valparaíso ha causado tres muertos y once desaparecidos, según un balance oficial dado hoy por las autoridades chilenas.

Estos datos no coinciden con los facilitados por los bomberos ni con los que manejan los medios locales, que cifran en cinco las víctimas mortales y en al menos 30 los desaparecidos.

El gobernador provincial de Valparaíso, Ricardo Bravo, señaló en una conferencia de prensa que "se ha logrado establecer que hasta el momento hay once personas que se encuentran desaparecidas".

Bravo también confirmó que se han encontrado los restos de tres personas, dos de ellos completamente calcinados.

"El tercer cadáver ha sido identificado como Eliseo Angel Páez León, de 59 años", agregó.

Bravo también anunció que mañana, lunes, a primera hora comenzará a trabajar en la zona de la tragedia una compañía de demolición, para acelerar la remoción de escombros, con la supervisión de los Bomberos y "personal especializado en la búsqueda de personas".

Antes de las declaraciones de Bravo, los medios locales hablaban de cinco víctimas fatales, con datos proporcionados por las distintas compañías de bomberos que trabajan en el lugar.

Por su parte, el secretario general de Gobierno, Ricardo Lagos Weber, que también se encuentra en el lugar de la tragedia, afirmó que los trabajos de retirada de escombros se llevarán a cabo "siempre y cuando las condiciones de seguridad estén dadas".

En el lugar opera un grupo de 111 personas conformado por personal de bomberos, carabineros, infantes de marina, soldados del ejército y varios peritos especializados en la identificación de cadáveres.

Tras la explosión y posterior incendio que se originó en la mañana del sábado a raíz de una fuga de gas, dos edificios se derrumbaron, otro se incendió y un cuarto resultó con severos daños estructurales.

También quedaron inservibles algunas casas antiguas, mientras un grupo significativo de viviendas de los cerros de Valparaíso resultaron afectadas por la onda expansiva de la explosión.

La calle en que ocurrió el siniestro, en el barrio histórico de la ciudad puerto de Valparaíso, situada a 120 kilómetros al noroeste de Santiago, parece azotada por un terremoto y decenas de automóviles se ven bajo los escombros y los postes de alumbrados público que fueron arrancados por la explosión.

Varias personas, muchas de ellas con sus mascotas en los brazos, esperan en los alrededores de los escombros alguna noticia de sus familiares desaparecidos.

La presidenta Michelle Bachelet, que el sábado visitó el sitio del suceso después de interrumpir sus vacaciones en el sur de Chile, y que prometió casas y créditos para los damnificados, regresó a su lugar de descanso.

Dejá tu comentario