China: un incendio destruyó edificio de la televisión estatal

Mundo

Una de las torres del complejo que alberga la nueva sede de la televisión estatal china CCTV en Pekín fue parcialmente destruida por un voraz incendio cuyas causas se vinculan provisoriamente a festejos con fuegos artificiales, informan fuentes oficiales.

Por el momento no está claro el número de víctimas. Al menos ocho bomberos se encuentran desaparecidos.

El fuego comenzó junto a la construcción central que semejaba un enorme arco cuadrado.

El complejo, de cuidado diseño, que todavía se está construyendo, es obra del arquitecto alemán Ole Scheeren y el holandés Rem Koolhaas y figura entre los nuevos atractivos arquitectónicos de la capital china, proyectados para los Juegos Olímpicos del año pasado.

El edificio de 159 metros alberga un hotel de lujo, un centro cultural y estudios televisivos.

El hotel aún no estaba funcionando, con lo cual se supone que no había mucha gente adentro en el momento del incendio.

El hotel, de 200 habitaciones, fue utilizado durante los Juegos Olímpicos, pero su apertura oficial estaba prevista para mediados de año bajo el nombre Mandarin Oriental Hotel.

Las tareas de sofocamiento del fuego se dificultaron por la altura de la construcción y las llamas sólo podían ser aplacadas hasta los 40 metros aproximadamente.

En la noche del lunes los pequineses celebraban con enormes fuegos artificiales que se prolongaron durante horas el último día de las dos semanas de festividades por el año nuevo chino.

Por toda la capital había fuegos artificiales, mientra la torre ardía. Las cenizas se esparcían como nieve a una distancia de hasta un kilómetro.

Dejá tu comentario