La ola de calor sin precedentes en Canadá ya causó 233 muertos

Mundo

Por tercer día consecutivo, los termómetros registraron 49,5 grados en Lytton. Preocupa al gobierno la duración de la ola, que ya lleva varios días.

l menos 233 personas murieron debido al calor récord que afecta a Canadá desde el viernes pasado, informaron este miércoles fuentes oficiales.

Canadá marcó el martes un récord de calor extremo, por tercer día consecutivo, al haberse registrado 49,5 grados centígrados en Lytton, una localidad al noreste de Vancouver.

Embed

Decenas de personas fallecieron en esa ciudad en los últimos días.

"A las 16:20, la estación Lytton batió récords diarios e históricos de temperatura una vez más", tuiteó Environment and Climate Change Canada (ECCC), el departamento del gobierno canadiense responsable de coordinar las políticas y programas ambientales.

La Real Policía Montada de Canadá (RCMP) y la Policía de la ciudad de Vancouver anunciaron por separado que al menos 134 personas murieron desde el viernes en el área metropolitana ubicada en la costa del Pacífico canadiense.

El calor también está afectando gran parte de Estados Unidos.

Los habitantes de Vancouver confirman que jamás habían vivido una situación semejante.

"Nunca fue tan fuerte, jamás vi nada así. Espero que no vuelva a ocurrir porque es demasiado", dijo a la AFP Rosa, habitante de la ciudad.

Otros ciudadanos mostraban su preocupación por la vulnerabilidad de algunos vecinos.

"Me preocupan las personas mayores y los que viven en el este de Vancouver, que no tienen un lugar fresco para vivir y dormir", decía Graham Griedger.

"La duración de esta ola de calor es preocupante, ya que apenas hay un respiro por la noche", advirtió el Ministerio canadiense de Medioambiente en su página web.

Además de Columbia Británica, también se han emitido avisos para las provincias más orientales de Alberta, Saskatchewan y Manitoba, así como para partes de los territorios del Yukón y del Noroeste, en el norte de Canadá.

En la región escasean los aparatos de aire acondicionado y los ventiladores. Las ciudades abrieron lugares especiales para que los ciudadanos se refresquen, se suspendieron las campañas de vacunación contra el Covid-19 y hubo escuelas que cerraron.

La ola de calor también afectó a ciudades estadounidenses al sur de Vancouver a principios de esta semana, como Portland (Oregón) y Seattle (Washington), también conocidas por su clima templado y húmedo, donde la temperatura alcanzó máximos históricos desde que se iniciaron los registros en 1940.

La ola de calor, que ha provocado también varios incendios forestales a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, se debe a un fenómeno conocido como "cúpula de calor", una especie de contención de aire caliente en la zona debido a las altas presiones.

"Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas a medida que las concentraciones de gases de efecto invernadero provocan el aumento de las temperaturas globales. Empiezan antes y terminan más tarde, y se cobran un precio cada vez mayor en la salud humana y en los sistemas sanitarios", advirtió el martes la Organización Meteorológica Mundial con sede en Ginebra.

Temas

Dejá tu comentario