Colombia: Uribe excarcela 150 guerrilleros y espera gesto de las FARC

Mundo

El presidente colombiano Alvaro Uribe dio un paso para responder a las presiones internacionales, especialmente de Francia, al excarcelar a más de 150 rebeldes, entre ellos Rodrigo Granda, el "canciller" de las FARC, cuyo papel en la liberación de rehenes de esa guerrilla es incierto.

Uribe, dijo que Granda -el miembro de las FARC de mayor rango que estaba detenido en Colombia- fue excarcelado para que sirva como "gestor de paz", por una petición expresa del presidente francés Nicolas Sarkozy.

Este martes el gobierno le confirió unilateralmente a Granda la condición de "representante" de esa guerrilla "para realizar gestiones de paz".

El mandatario francés aplaudió la decisión de Uribe y la calificó como "muy importante y valiente", mientras que en una declaración conjunta con Suiza y España, los tres países "celebraron" ese hecho e instaron a las FARC a responder en "forma constructiva".

Los tres países europeos vienen mediando en busca de un acuerdo humanitario entre el gobierno de Uribe y las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la liberación de 56 secuestrados que el grupo insurgente propone canjear por unos 500 de sus miembros presos y escogidos por la cúpula.

El anuncio se produce además en la antesala de una nueva visita de Uribe a Estados Unidos, donde enfrenta a la mayoría demócrata en el Congreso contraria a ratificar el Tratado de Libre Comercio entre ambos países y partidaria de recortar recursos al Plan Colombia de lucha antidrogas.

Entre los rehenes se encuentran la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, quien también tiene nacionalidad francesa, tres estadounidenses que realizaban tareas del Plan Colombia y decenas de políticos, policías y militares colombianos, algunos de ellos con nueve años de cautiverio.

El portavoz del Departamento de Estado para América Latina, Eric Watnik, dijo que "llamamos a las FARC a liberar a los tres estadounidenses y todos los rehenes en Colombia para que puedan volver a reunirse con sus familias", absteniéndose de pronunciarse sobre la excarcelación de los rebeldes.

Pese a que las FARC -la guerrilla más antigua y militarmente más poderosa del país- descalificaron la excarcelación masiva de guerrilleros, Uribe confía en que su acto unilateral conduzca al grupo a responder con un gesto recíproco.

Las FARC, sin embargo, no sólo rechazaron la excarcelación y consideraron "desertores" a los guerrilleros que la aceptaron, sino que renovó su exigencia de que para negociar el canje se necesita la salida de la fuerza pública de dos municipios de unos 800 km2 en el suroeste del país.

Uribe reiteró su negativa a esa desmilitarización en el mensaje radiotelevisado la noche del lunes en el cual reveló que excarceló a Granda por petición de Sarkozy.

Miguel Angel González, el abogado de Granda, quien se encuentra en Bogotá temporalmente bajo la protección de la Iglesia Católica, dijo este martes que su defendido fue excarcelado sin un papel definido en cuanto a la búsqueda del canje y por imposición del gobierno.

Por ello, analistas y políticos coincidieron en manifestar pesimismo sobre el impacto que para la suerte de los rehenes pueda tener la liberación de Granda, quien no renunció a su militancia en las FARC, como se le exigió a los otros excarcelados.

Los 150 ex guerrilleros de las FARC empezaron a ser concentrados este martes en un centro vacacional del municipio de Chicoral, departamento de Tolima (centro).

Carlos Gaviria, jefe del opositor Polo Democrático Alternativo (izquierda), consideró "audaz" la excarcelación de Granda, pero agregó que "infortunadamente pienso que no conduce a lo que todos queremos", el intercambio humanitario.

Camilo González, ex consejero de paz del presidente Andrés Pastrana (1998-2002), dijo que el solo pedido de Francia no era razón para la excarcelación, "sobre todo si no se ha llegado a un acuerdo previo con las FARC".

Para Claudia López, asesora de Naciones Unidas y experta en el conflicto colombiano, "lo único que justificaría la liberación de guerrilleros es que a cambio liberen a los secuestrados o se inicie una negociación de paz. Sin alguno de esos resultados, la liberación sería una irresponsabilidad mayúscula".

Dejá tu comentario