Conflicto internacional por Gran Hermano inglés

Mundo

Londres (EFE, Reuters) - Una polémica por los insultos racistas que sufrió una concursante india de la edición británica de Gran Hermano provocó ayer un entredicho entre los gobiernos de Nueva Delhi y Londres.

El canal privado Channel 4, que emite actualmente la versión VIP de Gran Hermano y que ha recibido numerosas cartas en las que se denuncian abusos racistas hacia la estrella de «Bollywood» (el equivalente de Hollywood en la India) Shilpa Shetty, afirmó ayer que lo que se produjo dentro de la casa no ha sido más que un «choque cultural y de clases».

Pero no fue precisamente ésa la interpretación que hizo del escándalo el diario indio « Hindustian Times», que explicó que Shetty fue objeto de insultos como «perra» o «Paki», además de otros motes ofensivos, sobre todo, por parte de tres de sus compañeras, también personajes conocidos para la audiencia británica.

Según la cadena británica BBC, el Channel 4 y el regulador televisivo Ofcom han recibido más de 21.000 quejas por el trato recibido por la concursante.

A medida que esta noticia ocupaba más y más minutos en los medios de comunicación de Gran Bretaña, incluida la cadena pública BBC, la polémica fue creciendo y salpicó incluso al ministro de Finanzas británico, Gordon Brown, quien se encontraba ayer en India de visita oficial.

  • Condena

    Brown, posible sucesor de Tony Blair, salió al paso de la polémica al afirmar que «Gran Bretaña es una sociedad tolerante, y cualquier cosa que la distraiga de eso debería ser condenada».

    Pero no fue suficiente, pues el gobierno indio anunció que pedirá explicaciones al Reino Unido. En tanto, Blair, ante una cuestión planteada por el ex secretario de Estado para Europa Keith Vaz en relación con este asunto, denunció el racismo «en todas sus formas» en la Cámara de los Comunes.

    Ante la sorpresa para muchos de que en el Parlamento británico se mencionara el controvertido programa de realidad televisiva, Blair reconoció no haber visto nunca Gran Hermano, lo que le impedía, según dijo, comentar «directamente su contenido», pero añadió que es preciso «oponerse al racismo en todas sus formas».

    Con todo este revuelo, Channel 4 ha visto incrementados sus índices de audiencia durante las emisiones de Gran Hermano, que aún continúa al aire y en el que, en su edición del lunes por la noche, la antigua componente del grupo SClub7 Jo O'Meara sugirió que los indios son delgados debido a las enfermedades que contraían por cocinar poco los alimentos.

    Con todo lo ocurrido, la comunidad asiático-británica ha lanzado la campaña «Salvar a Shirpa» por Internet y mensajes a móvil, y algunos de los concursantes que supuestamente insultaron a la actriz india han recibido amenazas por correo electrónico.
  • Dejá tu comentario