Correa vuelve a advertir al Congreso ecuatoriano

Mundo

Quito (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció ayer que pondrá su cargo a disposición de la Constituyente, advirtiendo que ésta podrá disolver el Congreso, en un desafío a la oposición, que lo acusa de querer instaurar el «modelo totalitario» del mandatario venezolano, Hugo Chávez.

Correa desconoció un párrafode la resolución del Legislativo que autorizó la consulta popular sobre la Asamblea de plenos poderes para el 15 de abril, según el cual la Constituyente no podrá revocar el mandato de los diputados y del presidente.

«Seré el primero en presentar la disposición de mi cargo reconociendo que la Asamblea puede mandar a la casa al Congreso, a la Corte Suprema de Justicia o al presidente, porque es el poder constituyente», dijo ayer.

Correa, que hoy cumple un mes en el poder, aseguró que en las elecciones legislativas del 15 de octubre -en las que no postuló candidatos-, el voto nulo fue mayoritario en 15 de las 22 provincias ecuatorianas. «Vamos a hacer respetar esa decisión popular». Asimismo, llamó a sus seguidores a «aplastar» a la oposición -a la que llamó «mafia politiquera»- en la elección de asambleístas.

  • Propósito

    Con la Constituyente, el mandatario pretende instaurar reformas para insertar a Ecuador en el «socialismo del siglo XXI» que promueve Chávez, su amigo y aliado. El Congreso avaló el plebiscito el martes tras conformarse una mayoría con los indígenas, movimientos de izquierda y el opositor Partido Sociedad Patriótica (PSP), del depuesto ex mandatario Lucio Gutiérrez, que busca la restitución de sus derechos políticos para presidir la Asamblea.

    Los principales partidos opositores -que temen que el Parlamento sea disuelto- se retiraron del debate en que fue aprobada la consultaargumentando que no serían cómplices de un proyecto para instaurar el «modelo totalitario» de Chávez.

    Sin embargo, esas colectividades, el Partido Social Cristiano y el PRIAN, anunciaron ayer que participarán en las elecciones de asambleístas. «Iremos a la Constituyente, porque no vamos a hacer como la oposición venezolana, que se marginó. Vamos a participar activamente», dijo el congresista Luis Fernando Torres, líder del PSC.

    «No nos quedaremos afuera, vamos a luchar para ganar la Asamblea y defender la economía social de mercado, y no permitir que Ecuador participe en el eje Irán-Venezuela», añadió.

    El diputado del PSP Fausto Cobo indicó que su formación también buscará ganar los comicios «para no dejarle el espacio libre al proyecto internacional totalitario y anarquista de Correa».

    «Por eso hicimos una maniobra desde adentro (del Parlamento), porque no vamos a dejar que Ecuador se sume al eje Irán-Venezuela-Nicaragua», sostuvo.

    El ministro del Interior, Gustavo Larrea, aseguró que la Constituyente ecuatoriana no será una copia de la que impulsó Chávez en Venezuela. «Estamos planteando una Constituyente a la ecuatoriana y con ecuatorianos, sin influencias o inspiraciones venezolanas o cubanas, ni chilenas, ni argentinas, ni norteamericanas», afirmó.

    La Asamblea reflejará la «identidad cultural y política ecuatoriana». «Nada de copias y calcos; las copias y los calcos siempre son un fracaso», concluyó Torres.

    Pero el opositor insistió en que Ecuador «está ante el dilema de una Asamblea para reconstruir el país respetando la economía de mercado, la dolarización y los derechos fundamentales», o una Constituyente «muy parecida a la chavista que instaurará una economía estatista y terminará con la dolarización y la propiedad privada agrícola».
  • Dejá tu comentario