Sin respuestas: la inteligencia de EEUU sigue sin determinar el origen del Covid-19

Mundo

El informe, solicitado por el presidente Biden, no logró confirmar si el virus fue creado en el laboratorio de Wuhan, en China.

El informe solicitado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a sus servicios de inteligencia sobre el origen del Covid-19 no permite resolver ese tema fuente de fricciones entre Washington y Pekín, pero China descartó el miércoles permitir más pesquisas en su territorio.

Biden llamó a finales de mayo a la inteligencia estadounidense, hasta ahora incapaz de pronunciarse sobre la tesis de un escape accidental de un laboratorio chino, a "redoblar sus esfuerzos" para explicar el problema del origen del coronavirus en 90 días.

El presidente recibió el informe altamente secreto el martes, pero el documento no es concluyente. A pesar de sus pesquisas y análisis, los investigadores no pudieron ponerse de acuerdo sobre una explicación definitiva, señaló el diario The Washington Post, que cita a dos funcionarios estadounidenses anónimos cercanos al caso.

Parte de la razón es que China no proporcionó suficiente información, dice el diario The Wall Street Journal, que también se basa en dos altos funcionarios estadounidenses no identificados.

Según los funcionarios citados por The Washington Post, los servicios de inteligencia intentarán en los próximos días desclasificar parte del informe para su eventual difusión.

La teoría de un accidente en el laboratorio de Wuhan, China, rechazada durante mucho tiempo por la mayoría de los expertos, ha vuelto al debate en Estados Unidos en los últimos meses. Y los llamados a una investigación más profunda se han multiplicado dentro de la comunidad científica.

China, que se opone ferozmente a la tesis de una fuga del virus de uno de sus laboratorios, acusó a Washington de difundir teorías "conspirativas".

Y este miércoles el gobierno comunista descartó nuevamente cualquier nueva investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su territorio en torno al virus.

"China no necesita demostrar su inocencia", sostuvo el miércoles el director general del departamento de control de armas del Ministerio de Relaciones Exteriores, Fu Cong.

"Si Estados Unidos cree que China es culpable, entonces debe presentar pruebas", declaró a periodistas. Fu Cong además dijo que Washington debe "estar preparado para aceptar un contraataque de China" en esta materia.

Pekín reclamó a la OMS que en vez de volver a investigar centros chinos visite el laboratorio militar estadounidense de Fort Detrick en busca de evidencias del origen del coronavirus.

Poco después, el director de emergencias de la OMS, Mike Ryan, calificó los comentarios chinos como una "contradicción", ya que Pekín ha rechazado esa teoría.

La pandemia de Covid-19 ha matado a más de 4,4 millones de personas en todo el mundo desde su irrupción a finales de diciembre de 2019, según un recuento elaborado por la AFP a partir de fuentes oficiales.

Temas

Dejá tu comentario