Crisis en Honduras: Micheletti propone diálogo, pero sin restitución de Zelaya

Mundo

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, propuso anoche iniciar un diálogo con el depuesto presidente Manuel Zelaya, con la mediación internacional, pero que no incluya la restitución de éste porque deberá ser puesto a la orden de los tribunales de justicia.

Zelaya está refugiado en la embajada de Brasil, donde miles de manifestantes que estaban en los alrededores en su apoyo fueron desalojados en forma violenta por policías y militares.

"Estoy listo para conversar con el señor Zelaya, siempre y cuando él reconozca explícitamente las elecciones presidenciales autorizadas por nuestra Constitución", dijo Micheletti en un mensaje leído en inglés por el canciller de facto, Carlos López Contreras, en cadena de radio y televisión.

El mensaje fue leído en momentos en que la policía reprimía en varios sectores de Tegucigalpa a seguidores de Zelaya, supuestamente por no respetar el toque de queda establecido por Micheletti.

"Mi trabajo es defender la paz en Honduras, el señor Zelaya llegó al país secretamente y pareciera que sus intenciones es obstaculizar las elecciones e incitar a manifestaciones y disturbios", indicó Micheletti en el mensaje.

Subrayó que su "oferta de conversar con el señor Zelaya no puede deshacer la orden de arresto de la Corte Suprema de Justicia en su contra, ni los cargos que encara bajo nuestro sistema judicial independiente".

Micheletti puntualizó que espera que el gobierno de Brasil "cumpla con su obligación de entregar a la justicia hondureña al señor Zelaya, que se encuentra como huésped irregular en la embajada brasileña en Tegucigalpa".

La crisis política que enfrenta Honduras, a raíz del golpe de Estado contra Zelaya el 28 de junio, "no es un problema que amenace la paz y la seguridad internacional, en consecuencia no debería ser un tema objeto ni de la Organización de Estados Americanos (OEA) ni de las Naciones Unidas", apuntó Micheletti.

Sin embargo, aseveró que el diálogo con Zelaya "podría ser en el marco de una delegación de cancilleres de la OEA, que podría tener lugar la próxima semana y con los mismos que vinieron hace un mes".

El canciller López precisó que incluso la Santa Sede debería participar como mediador, porque ha intervenido "en muchos conflictos internacionales con un sentido de responsabilidad e imparcialidad".

Zelaya manifestó que Micheletti no tiene la voluntad de dialogar y "debería dejar de manipular a la opinión pública".

Dejá tu comentario