Críticas a Obama tras detalles del plan de espionaje

Mundo

"Agenda débil para la reforma de espionaje", "Edward Snowden, el Patriota" y "el denunciante gana", son algunos de los titulares de los principales periódicos estadounidenses, que coinciden en criticar los anuncios que hizo el viernes el presidente Barack Obama, quien partió de vacaciones con su familia.

The New York Times subrayó que el "Presidente Obama, quien parece pensar que los estadounidenses simplemente
necesitan alguna seguridad de que sus derechos de privacidad están intactos, propuso una serie de medidas el viernes que sólo juguetean alrededor de los límites de los programas de vigilancia a la nación considerados abusivos".


Para The Washington Post, "Edward Snowden" es hoy "un patriota. "La conferencia de prensa del Presidente Obama fue... extraña", añadió el influyente rotativo.

El gobierno de Estados Unidos publicó dos documentos con detalles sobre el alcance de sus programas de espionaje masivo luego de que el presidente Barack Obama anunciara reformas para transparentar el plan revelado por el ex "topo" de los servicios secretos, Edward Snowden.

El primer documento es de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y explica cuál es la misión del organismo al tiempo que detalla cómo funciona un programa que recopila registros telefónicos en Estados Unidos y otro que espía a ciudadanos de otras nacionalidades en el extranjero "sospechosos de terrorismo". Sin embargo, no precisa por qué son sospechados de terrorismo ni aclara si cualquier usuario de Internet que use palabras consideradas claves para ser sospechado es espiado.

La NSA detalla que el sistema de seguimiento abarca el 1,6% del tráfico global de Internet, pero que sus analistas sólo alcanzan a revisar el 0,00004%, informó la agencia de noticias EFE.

El otro documento es del Departamento de Justicia y aporta argumentos legales para justificar la recogida de datos telefónicos, los números a los que se llama y la duración de las llamadas. Además, recuerda que el programa está encuadrado dentro de la Ley Patriota. Esta fue aprobada tras los atentados de septiembre 2001 y es criticada arduamente por muchos grupos de derechos civiles.

Ayer, en una conferencia de prensa, Obama prometió reformas a los polémicos programas de espionaje telefónico y digital de los Estados Unidos que, según dijo, servirán para hacer más transparente y eficaz el monumental plan de espionaje masivo que reveló el "topo" Snowden, y ayudarán a que se respeten los derechos civiles. "No es suficiente", dijo Obama, que los programas de espionaje "tengan mi confianza", y subrayó: "también el pueblo estadounidense debe confiar en ellos", para reiterar luego que su Gobierno no tiene por objetivo "espiar" a los ciudadanos.

Obama también hará aumentar la confiabilidad de los tribunales encargados de autorizar las operaciones, tomará medidas para que las agencias sean más transparentes y protejan mejor los derechos civiles, y un grupo de expertos investigará los métodos y tecnologías usados para presentarle informes a él.

El anuncio se produce en medio de una creciente indignación entre los propios legisladores estadounidenses y entre los países aliados por la masiva recolección de datos de llamadas telefónicas estadounidenses y de emails a nivel internacional.

Dejá tu comentario