7 de noviembre 2016 - 10:25

Curiosidades de las elecciones presidenciales en EEUU

George Bush junto a Al Gore, rivales en la elección del 2000, Ronald Reagan, Franklin Roosevelt y John Quincy Adams.
George Bush junto a Al Gore, rivales en la elección del 2000, Ronald Reagan, Franklin Roosevelt y John Quincy Adams.
Este martes se llevará a cabo la elección del 45º presidente de EEUU y las encuestas vislumbran un escenario reñido entre la candidata demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump. La historia del país norteamericano, marcada por el bipartidismo entre demócratas y republicanos, pocas veces vio una campaña tan reñida entre dos candidatos. De las últimas 29 elecciones desde el 1900, los republicanos accedieron en 15 oportunidades a la Casa Blanca mientras que los demócratas lo hicieron 14 veces: ¿alcanzará la igualdad Hillary?.

Durante el siglo pasado, apenas en dos ocasiones la posibilidad de un empate estuvo cerca de concretarse. La más reciente ocurrió en el año 2000 cuando George Walker Bush superó con 271 electores el mínimo requerido para acceder a la presidencia. Bush, sin embargo, no se impuso en el conteo del voto popular a su rival Al Gore, quien obtuvo 50.999.897 contra 50.456.002 del republicano. Asimismo, en 1916 Woodrow Wilson se impuso con 277 votos electorales contra los 254 obtenidos por Charles Hughes.

Al igual que Bush, en 1824 John Quincy Adams accedió a la presidencia de EEUU con menos votos populares y electorales que Andrew Jackson. El primero había logrado 30.92% de apoyo ciudadano contra 41.36% del segundo, mientras la cantidad de electores quedó en 84 y 99 respectivamente. Debido a que ninguno de los dos logró la mayoría necesaria para acceder al mando, la decisión recayó en la Cámara de Representantes, donde Adams logró un acuerdo crucial.

Un caso similar ocurrió durante la elección de 1876: Rutherford Hayes cayó en cantidad de votos con Samuel Tilden. Hayes alcanzó los 4.034.142 viéndose superado por los 4.034.142 obtenidos por su rival. Sin embargo, logró imponerse en el Colegio Electoral por 185 a 184, por la mínima al igual que Bush.

Contrariamente a la paridad que ocurre entre Clinton y Trump, la historia de EEUU marca que los ganadores suelen imponerse por un buen margen sobre sus competidores. Los triunfos más contundentes en la historia estadounidense fueron consignados en mayor parte por los republicanos: Ronald Reagan en 1984 obtuvo 525 de 538 electores contra Walter Mondale, Richard Nixon en 1972 logró 520 contra George Mcgovern y en 1956 Dwight Eisenhower ganó con 457 representantes a Adlai Stevenson.

Reagan no solo fue el presidente que más electores logró en toda la historia, sino que además fue el que más apoyo popular recibió: obtuvo 54.455.075 votos. Asimismo, junto con Nixon son los únicos que lograron conquistar 49 Estados en una sola elección.

En el caso de los demócratas, Franklin Roosevelt logró mantenerse en el poder durante 14 años tras ganar la elección en 1932 con 472 electores imponiéndose sobre Herbert Hoover y al presentarse para la reelección de 1936 se impuso por un margen aún más abultado: 523 votos sobre 531, gracias al envión logrado por las políticas implementadas para salir de la Gran Depresión de 1929-1930.


Roosevelt consiguió sucesivas victorias en las elecciones de 1940 y 1944: se trata del último presidente de EEUU que pudo presentarse cuatro veces ya que en 1947 el Congreso votó la vigesimasegunda enmienda para acotar el mandato presidencial a dos períodos.

La incertidumbre sobre quien logrará llegar a la Casa Blanca tomó un giro inesperado en las últimas semanas debido a la reapertura por parte del FBI de la investigación por el uso indebido de servidor privado de Hillary durante su época de secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama. El resultado de la investigación del Buró confirmó la inocencia de Clinton a horas de las elecciones lo que le costó los 12 puntos que la exsecretaria de Estado le llevaba al magnate.

La batalla ahora se libra por la conquista de Florida y Ohio. El primero, por la cantidad de latinos que votarán ya que puede mover el amperímetro a favor de Clinton, debido a la retórica antiinmigratoria de Trump, mientras que el segundo porque desde 1960 ningún candidato accedió a la Casa Blanca sin triunfar en él.

Dejá tu comentario

Te puede interesar