Desafío de Irán al ultimátum de la ONU por su plan nuclear

Mundo

Ginebra (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Irán rechazó ayer el ultimátum del Consejo de Seguridad de la ONU para que ponga fin a sus actividades nucleares, a las que calificó de «irreversibles», y consideró un «mal precedente» que el caso haya sido enviado al Consejo de Seguridad.

Los cinco miembros permanentes del cuerpo (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China) acordaron el miércoles una declaración para exigir a Irán que suspenda el enriquecimiento de uranio en un plazo de 30 días y cumpla con las exigencias de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Manouchehr Mottaki, aseguró que su gobierno está abierto a «cualquier proposición que reconozca el derecho de su país a tener acceso a la tecnología nuclear con fines pacíficos».

«Haber llevado este asunto al Consejo de Seguridad es una indicación de las maniobras políticas de los países de Occidente y no servirá al objetivo de encontrar una solución», sostuvo en un discurso ante la Conferencia de Desarme de la ONU en Ginebra.

En una conferencia de prensa posterior, había declarado su «esperanza» de que se alcance un entendimiento sobre el asunto, con independencia de « calendarios arbitrarios», en referencia a los 30 días impuestos por las cinco potencias del Consejo. Asimismo, el ministro iraní criticó las contradicciones entre «las palabras y acciones de ciertos países que utilizaron armas nucleares en el pasado y crearon terribles tragedias en la historia de la humanidad y que ahora se presentan como campeones del desarme».

En su discurso, Mottaki sostuvo que «una campaña injustificada sobre el programa nuclear pacífico» de su país «ha llevado a equívocos a la comunidad internacional» y reafirmó el derecho de Irán a realizar investigaciones y utilizar de manera pacífica la energía nuclear conforme al Tratado de No Proliferación (TNP) vigente. Occidente sospecha que el programa tiene fines militares.   

  • «Irreversible»

    En la misma línea», el embajador iraní en la AIEA, Aliasghar Soltanieh, declaró que la decisión de Irán sobre el enriquecimiento, en especial en los sectores de la investigación y el desarrollo, es «irreversible». Las declaraciones del ministro iraní coincidieron con una nueva reunión de los miembros del Consejo de Seguridad y Alemania en Berlín, en la que mostraron un frente común ante la República Islámica, exigiéndole que se someta a la decisión adoptada por las Naciones Unidas, al tiempo que China y Rusia señalaban el riesgo de una escalada de la violencia o sanciones.

  • Error de cálculo

    «Hemos sido muy pacientes con Irán, que cometió un error de cálculo al pensar que la comunidad internacional se dividiría sobre esta cuestión. Pero, en realidad, se muestra cada vez más unida», declaró el canciller británico, Jack Straw, en una conferencia de prensa común con sus homólogos estadounidense, Condoleezza Rice, francés, Philippe Douste-Blazy, y ruso, Serguei Lavrov.

    Irán debe elegir, así, entre «un aislamiento que se infligiría a sí mismo» y «un regreso a la mesa de negociaciones», subrayó el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, el organizador de la cita berlinesa en la que también estuvo presente el viceministro chino de Relaciones Exteriores, Dai Bingguo.

    La medida del máximo órgano de Naciones Unidas no precisó las medidas a tomar contra Teherán en caso de que éste no se someta a su exigencia, un asunto que tampoco se aclaró en la reunión de Berlín.

    Según una fuente del Departamento de Estado estadounidense que pidió el anonimato, «un cierto número» de ministros, incluida Rice, se muestran favorables a sanciones contra Irán en un estadio ulterior del proceso, si bien no hay unanimidad sobre este punto.
  • Dejá tu comentario