Diagnosticaron grave enfermedad a Ted Kennedy

Mundo

Boston (AFP, EFE, Reuters) - El senador estadounidense Edward Kennedy (foto), último hermano vivo del asesinado ex presidente John F. Kennedy, padece de un tumor cerebral maligno, informaron ayer sus médicos.

«Resultados preliminares de una biopsia del cerebro identificaron la causa del ataque (del sábado que obligó a Kennedy a hospitalizarse) como un glioma maligno en el lóbulo parietal izquierdo», dijeron los médicos Lee Schwamm, vicepresidente del servicio de neurología del Hospital General de Massachusetts, y Larry Ronan, médico general en el mismo nosocomio, en un comunicado.

El tratamiento que corresponde en este caso es el de radioterapia y quimioterapia, señalaron los médicos, quienes agregaron que Kennedy, de 76 años, se encuentra con «buen ánimo y lleno de energía».

Schwamm y Ronan dijeron que todavía deben realizarse análisis y pruebas adicionales para determinar el mejor tratamiento.

El comunicado indicó que el patriarca del Clan Kennedy, que ostenta el segundo lugar en la permanencia en la Cámara alta, con 45 años en el ejercicio de ese cargo, debe continuar internado unos días más en el hospital.

La noticia causó conmoción en la clase política y en amplios sectores sociales. El presidente GeorgeW. Bush hizo a un lado las diferencias políticas y se declaró «profundamente entristecido», y definió a Kennedy como «un hombre de un coraje extraordinario, de una fuerza destacable y de un espíritu inspirador». «Nuestros pensamientos están con el senador Kennedy y su familia en este período difícil», agregó Bush, sumando a su esposa, Laura, a su demostración de solidaridad.

En términos similares se expresó el candidato presidencial republicano, John McCain.

El glioma es un tumor que puede tener naturaleza benigna o maligna, proveniente del tejido nervioso y, más específicamente, de la sustancia que sirve de sustento a las neuronas a nivel del sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal).

Edward «Ted» Kennedy es el único hermano sobreviviente del asesinado presidente John F. Kennedy (1961-1963) y del ex secretario de Justicia y candidato presidencial Robert Kennedy (muerto en 1968). En 1980 intentó llegar a la Casa Blanca al tratar de desbancar al impopular presidente Jimmy Carter (1977-1981), pero perdió en la Convención Demócrata.

Muchos analistas creen que sus posibilidades de ser presidente se las llevó un accidente automovilístico que sufrió en 1969 en Chappaquiddick, donde su acompañante murió ahogada.

Fácilmente reconocible por su frondosa cabellera blanca, Kennedy es uno de los senadores más productivos, promotor de una multitud de iniciativas en el Congreso.

Ha dedicado buena parte de su vida política a defender causas como la salud, la educación, los derechos de los trabajadores y la reforma sobre inmigración. En los últimos meses se plegó a la campaña del precandidato demócrata Barack Obama y recorrió el país junto a su sobrina Caroline con el fin de expresar las semejanzas del senador por Illinois con su hermano, el asesinado presidente John Kennedy.

Dejá tu comentario