Difunden video que confirma que ataque contra la CIA buscó "vengar" la muerte de jefe talibán

Mundo

El terrorista suicida jordano Hamam Khalil al-Balawi, el doble espía autor del ataque en Afganistán en el que murieron siete agentes de la CIA, dijo en un "video-testamento" que su plan era vengar la muerte del jefe talibán paquistaní, Beitulá Mehsud.

El video de al-Balawi, que trabajaba para la CIA y los servicios secretos jordanos infiltrado por la red Al Qaeda, fue transmitido por la televisión satelital qatarí Al Jazeera.

Su padre confirmó que el hombre barbudo que aparece en la filmación es su hijo.

"Estoy seguro que es él, el doctor Haman al Balawi", dijo el padre del terrorista, Khalil al Balawi, desde Amman.

"La opresión, la arrogancia y la injusticia estadounidenses transformaron a mi hijo de médico a un individuo que se ocupaba de inteligencia y por esto culpo a los norteamericanos frente a Dios", indicó.

En las imágenes del video se observa al terrorista jordano afirmando que su objetivo era vengarse de los servicios secretos de su país, Jordania, y de Estados Unidos.

"Es un mensaje a los enemigos de la nación (islámica): los servicios secretos jordanos y la CIA", afirmó en el video.

"Diremos a nuestro emir Beitulá Mehsud que no olvidaremos nunca su sangre. Es nuestro deber vengarlo en Estados Unidos y fuera de Estados Unidos", indicó.

El médico de 28 años aparece en el video sentado bajo una bandera negra con inscripciones de fe islámica. A su lado se ve a un hombre con un arma automática.

El acompañante, según el Centro de vigilancia de sitios islámicos IntelCenter, sería Hakemullah Mehsud, el líder del mayor grupo talibán paquistaní, el Therik-e-Talliban Pakistan (Ttp) y sucesor del ex líder de Al Qaeda en Pakistán, Beitulá Mehsud (de quien se asegura planeó el asesinato de la premier Benazir Bhutto), muerto por un avión espía estadounidense en agosto pasado.

"Los combatientes de Dios no exponen nunca su propia religión al chantaje y no reniegan nunca de ella, aunque se les ofrezca el sol en una mano y la luna en la otra", indicó en alusión a su condición de doble agente, a sueldo de la CIA y de los servicios jordanos, infiltrado por Al Qaeda.

El ataque suicida fue perpetrado el 30 de diciembre pasado en la ciudad afgana de Khost. La televisión paquistaní Aaj aseguró que al-Balawi estuvo varios meses en Pakistán antes de viajar a Afganistán.

Las autoridades paquistaníes anunciaron una investigación sobre el caso que podría demostrar los vínculos entre talibanes paquistaníes vinculados a Al Qaeda y el atentado contra agentes de la CIA en Afganistán.

Dejá tu comentario