Diputados aprobaron limitar las decisiones militares de Trump

Mundo

De prosperar, acotaría las competencias bélicas del mandatario. Afirman que la información sobre el ataque a Irán fue escasa.

Washington - La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer una resolución no vinculante para recordar al presidente Donald Trump el papel clave del Congreso en cualquier ataque militar en el extranjero, en un intento de tener control sobre la decisión de posibles nuevas “acciones armadas ” de la Casa Blanca contra Irán.

Con 224 votos a favor y 194 en contra, la mayoría opositor aprobó la moción para marcar el desagrado que causó el hecho de que el gobierno de Trump no les notificara con antelación de la operación que el pasado día 3 acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani.

Esta resolución seguramente desencadenaría un debate escalofriante sobre los poderes de guerra presidenciales en un momento de intensas tensiones con Teherán, un adversario estadounidense de larga data.

“No tengo por qué hacerlo. Y no deberías tener que hacerlo porque a veces tienes que tomar decisiones en una fracción de segundo”, dijo Trump ayer al ser consultado si debía procurar apoyo legislativo para sus decisiones bélicas.

La bancada demócrata y dos miembros republicanos del Senado han expresado un profundo escepticismo sobre la justificación del gobierno sobre la orden de Trump de mandar a matar Soleimani, y exigían que el Congreso reafirme su poder sobre el uso del ejército estadounidense por parte del comandante en jefe contra otra nación.

Citando la Resolución de Poderes de Guerra de 1973, que prohíbe a un presidente llevar al país a la guerra sin la aprobación del Congreso, la medida “ordena al presidente que suspenda el uso de las fuerzas armadas de EE. UU. para participar en hostilidades contra Irán o cualquier parte de su gobierno o ala militar “.

Pero el texto, presentado por la congresista Elissa Slotkin, exfuncionaria de la CIA con amplia experiencia en Irak, también prevé excepciones clave, permitiendo el uso de la fuerza para defenderse o prevenir un ataque “inminente” contra Estados Unidos o los estadounidenses.

La medida ingresó en la Cámara como una resolución concurrente, una forma de normativa que no tiene el peso de la ley pero que podría en cuanto instrumento político servir como una reprimenda punzante a la estrategia de política exterior de Trump.

“El presidente ha dejado en claro que no tiene una estrategia coherente para mantener a salvo al pueblo estadounidense, lograr un alto de la escalada con Irán y garantizar la estabilidad en la región”, señaló Pelosi antes de la votación. En comparecencia ante los medios, Pelosi dijo que Trump ha exhibido una “actitud arrogante” y “debe evitar más violencia”. “El mundo y EE. UU. no pueden permitirse la guerra”, remarcó.

Previsiblemente, la medida enfrentaría una fuerte resistencia en el Senado, donde los republicanos tienen una mayoría de 53 contra 47. Pero dos republicanos del Senado, Mike Lee y Rand Paul, se manifestaron a favor de una resolución sobre los poderes de guerra presidenciales, lo que sugiere una posible votación favorable.

Ambos salieron de la sesión informativa de alta confidencialidad diciendo que los funcionarios de la administración Trump no proporcionaron una justificación aceptable para el asesinato de Soleimani, ni ninguna evidencia específica de una amenaza inminente contra las fuerzas o ciudadanos estadounidenses.

Lee aseguró indignado que los funcionarios que brindaron información, incluidos el secretario de Defensa Mark Esper y la directora de la CIA Gina Haspel, los estaban “insultando” al desalentar las preguntas sobre la política militar oficial hacia Irán.

“¿Venir y decirnos que no podemos debatir y discutir la conveniencia de una intervención militar contra Irán? Eso no es estadounidense, es inconstitucional y está mal”, declaró Lee a periodistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario