3 de marzo 2007 - 00:00

Disturbios en Dinamarca por desalojo de centro juvenil: cien detenidos

Miles de jóvenes protestaron contra el cierre del centro cultural
Miles de jóvenes protestaron contra el cierre del centro cultural
La policía de Dinamarca reprimió durante la madrugada una manifestación en el barrio de Noerrebo, Copenhague, detuvo a cien personas y dijo tener la situación bajo control, después de protestas por la evacuación forzada de un edificio destinado a marginados y usado como centro de la cultura "underground".

Un informe policial dijo que uno de los detenidos sufrió heridas y que fue llevado a un hospital.

Los enfrentamientos comenzaron alrededor de la 1 de la madrugada, cuando la policía intervino para dispersar una manifestación, mayormente de jóvenes, que protestaban por la clausura del centro social de Noerrebo.

La protesta no había sido autorizada por las autoridades y transcurría en forma pacífica, con números musicales, pero la situación cambió cuando llegaron los agentes, reportaron medios locales.

Ante la presión policial, los manifestantes comenzaron a munirse de piedras y otros objetos.

La policía cargó contra ellos, lanzándoles gases lacrimógenos.

Algunos manifestantes replicaron la acción con piedras y bombas incendiarias.

Hacia las 3 locales los manifestantes se dispersaron, pero después comenzaron protestas en otro barrio, el de Christianshan.

"Alrededor de cien manifestantes fueron arrestados", informó el portavoz de la policía, Fleemig Munch, quien aseguró que "la situación está bajo control".

Los jóvenes que gestionaban el centro social de Ungdomshuset, en Noerrebo, que desde hace 25 años daba alojamiento a marginados y extranjeros, habían pedido una solución política y la asignación de un edificio alternativo, pero el gobierno local no satisfizo ese reclamo.

El edificio motivo del conflicto fue vendido en 2000 por la administración de la ciudad a un instituto religioso.

Así, el viernes la policía desalojó el edificio por la fuerza y apresó a 217 personas, lo que dio paso a las protestas en la madrugada de hoy.

Los jóvenes anticiparon que las manifestaciones proseguirán en cualquier momento, incluyendo la posibilidad de interrupciones al tránsito, y que la acción no será detenida mientras Copenhague no cuente con una "casa de la juventud".

Dejá tu comentario

Te puede interesar