Ecuador asegura que en el ataque contra las FARC se usaron bombas de alta tecnología usadas en Irak

Mundo

El ataque al campamento de las FARC en territorio ecuatoriano se realizó con 10 bombas de alta tecnología, similares a las utilizadas en la guerra de Irak, y que no pueden ser lanzadas desde aviones Súper Tucano, aeronaves que Colombia asegura haber utilizado el primero de marzo.

La determinación de los tipos de armamentos empleados en el ataque militar colombiano al campamento irregular, fue realizado por un informe pericial de la Fuerza Aérea del Ecuador (FAE) que reprodujo parcialmente el diario quiteño El Comercio.

El informe se condice con las sospechas hechas públicas por el gobierno ecuatoriano de Rafael Correa, desde poco después del ataque, referidas a la posible participación de aeronaves y pertrechos de terceros países.

De acuerdo con el informe de los peritos, se utilizaron 10 bombas GBU 12 Paveway II de 500 libras, que dejaron cráteres de 2,40 metros de diámetro por 1,80 metros de profundidad.

Este tipo de bomba fue muy usado por la coalición internacional encabezada por Washington durante la 'Operación Tormenta del Desierto', en Irak, reprodujo el diario.

Según las especificaciones del fabricante de la bomba GBU 12, Texas Instruments, según la cita del informe castrense, este explosivo puede ser guiado por láser, GPS o tecnología intersensorial (INS).

Según la Guía de Identificación de Armamentos de la OTAN, este tipo de bombas por sus características técnicas, no puede ser utilizada por los aviones Super Tucano que habrían intervenido en el ataque perpetrado en la madrugada del primero de marzo,
tal como informó posteriormente el Ministerio de Defensa de Colombia.

El gobierno ecuatoriano también investiga el despegue de un avión HC-130 desde la bases estadounidense de Manta, en territorio ecuatoriano, horas antes del ataque a la base en que murió el segundo jefe de las FARC Raúl Reyes.

Las autoridades ecuatorianas aseguraron desconocer hasta el momento el rumbo que tomó esta aeronave de Estados Unidos, aunque según las autoridades de la base militar, se realizó una labor de control rutinario a las costas ecuatorianas.

La irrupción militar colombiana en territorio ecuatoriano generó la ruptura de relaciones entre Quito y Bogotá, en una crisis diplomáticas que comenzó a ser zanjada en la reciente reunión del Grupo Río y del encuentro de cancilleres en la Organización de Estados Americanos.

Dejá tu comentario