EEUU: Kamala Harris habló de la crisis migratoria desde la frontera con México

Mundo

Harris recibió el encargo del presidente Joe Biden de abordar la crisis migratoria con la llegada cada vez mayor de migrantes y refugiados desde América Latina y viajó a El Paso

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, visitó hoy El Paso, ciudad limítrofe con México, y habló sobre la problemática migratoria que atraviesan ambos países y toda América.

"Estamos hoy aquí para abordar y hablar de lo que ha llevado a la gente a la frontera de Estados Unidos y para seguir analizando las causas que hacen a la gente huir de sus países", dijo la vicepresidenta de Estados Unidos en la ciudad fronteriza con Ciudad Juárez.

Harris recibió el encargo del presidente Joe Biden de abordar la crisis migratoria con la llegada cada vez mayor de migrantes y refugiados desde América Latina y viajó a El Paso por pedido de la congresista demócrata Verónica Escobar, aunque aclaró su intención "siempre había sido visitar la frontera", según la agencia de noticias Europa Press.

"La mayoría de las personas no quieren abandonar sus hogares y cuando lo hacen a menudo es porque huyen de algún tipo de daño o porque simplemente no pueden hacerse cargo de las necesidades básicas de sus familias si se quedan donde están", argumentó Harris y rechazó las críticas de que no estaba tratando con su mayor interés la crisis migratoria.

En su visita a Centroamérica hace unas semanas, la vicepresidenta enfatizó en abordar "las causas fundamentales" que hacen que miles de personas quieran migrar a Estados Unidos y pidió, por los peligros que esto conlleva, que los migrantes de Guatemala no viajaran a su país.

"No vengan. Estados Unidos continuará haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestra frontera," afirmó y esta declaración le ganó una lluvia de críticas de organizaciones de derechos civiles y humanos y del ala progresista de su propio partido.

Mientras la oposición republicana culpa a Biden de haber atraído a más migrantes y refugiados latinoamericanos por sus críticas a la política restrictiva de su antecesor, Donald Trump; hay un sector del oficialismo que le reclama que impulse cambios profundos en la política migratoria del país.

Durante la campaña, Biden prometió impulsar una reforma migratoria que legalice a más de 12 millones de inmigrantes que hace años y hasta décadas viven en el país; sin embargo, mientras consigue los votos para esta iniciativa no está clara aún que posición tomará sobre los pedidos de ampliar los canales legales para emigrar a Estados Unidos, un marco esencial, dicen los defensores de derechos civiles, para frenar o desalentar la migración ilegal.

Dejá tu comentario