EEUU ofrece acuerdo de paz a Corea del Norte si deja su programa nuclear

Mundo

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo hoy que EE.UU. está dispuesto a normalizar los lazos con Corea del Norte y sustituir el actual armisticio por un acuerdo de paz permanente si Pyongyang abandona su programa nuclear.

Si Corea del Norte abandona por completo y de "manera verificable" su programa nuclear, EE.UU. "estaría dispuesto a normalizar las relaciones bilaterales, sustituir el armisticio en la península con un acuerdo de paz permanente y ayudar a cumplir las necesidades económicas y otras de los norcoreanos", declaró Clinton en una conferencia telefónica con la prensa.

El conflicto de Corea (1950-1953) terminó con un armisticio, pero sin la firma de tratados de paz.

Clinton conversó con la prensa tras pronunciar un discurso ante la Sociedad Asiática de Nueva York, dos días antes de su primera gira oficial como secretaria de Estado, que la llevará a Japón, Indonesia, Corea del Sur y China.

La jefa de la diplomacia estadounidense instó a Corea del Norte a que se "abstenga de acciones y palabras provocativas".

El Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, organismo norcoreano encargado de las relaciones con Seúl, anunció a finales de enero que anulará "todos los acuerdos que tenían como objetivo poner fin a la confrontación política y militar" con Corea del Sur.

Corea del Norte utilizó un mensaje contundente y dejó la puerta abierta a un nuevo enfrentamiento militar en el mar Amarillo (Mar Occidental), años después de los últimos choques militares con víctimas mortales en 2002.

Clinton pidió a Pyongyang "reciprocidad" ante lo que le ofrece la comunidad internacional a cambio de que abandone su programa nuclear.

En este sentido, se refirió al contencioso en torno al secuestro de ciudadanos japoneses por parte de agentes norcoreanos, al afirmar que continuará "presionando" a Pyongyang para resolver con Tokio este conflicto.

Las naciones que participan en el diálogo con Pyongyang (Corea del Sur, Japón, China, Rusia y EE.UU.) alcanzaron en febrero de 2007 un acuerdo con Corea del Norte por el cual aceptaron compensar con un millón de toneladas de combustible, o una ayuda energética equivalente, a ese país a cambio de su desnuclearización.

Japón se niega a suministrar ayuda energética a Pyongyang hasta que no se resuelva el problema del secuestro de ciudadanos nipones por parte de agentes norcoreanos.

Clinton, que dijo que este asunto era de "gran importancia" para ella, abordará el secuestro durante su viaje a Asia y se reunirá en Tokio con algunas de las familias afectadas.

La secretaria de Estado reiteró su apoyo al diálogo a seis bandas, que se inició bajo el Gobierno de George W. Bush, pero no descartó otras vías complementarias para tratar con Corea del Norte.

Las conversaciones nucleares se encuentran estancadas desde que en diciembre, en una reunión en Pekín, Corea del Norte se negó a firmar un protocolo de verificación, un paso considerado como imprescindible por EE.UU. y los otros países negociadores.

Durante su discurso ante la Sociedad Asiática, Clinton abogó por la unidad de la comunidad internacional para resolver "el desafío más grave para la estabilidad en el noreste de Asia".

"Necesitamos trabajar juntos", afirmó, y agregó que el Gobierno de Obama "está comprometido" con el diálogo a seis bandas y analizará con sus socios la mejor vía de reanudar las negociaciones.

"Creemos que tenemos una oportunidad para sacar adelante estas discusiones, pero es imprescindible que Corea del Norte evita cualquier acción provocativa o obstaculizadora hacia Corea del Sur", agregó.

Dejá tu comentario