EE.UU. reconoció que la mayoría de los colaboradores no fueron evacuados

Mundo

Washington - La mayoría de los aliados afganos que intentaron huir con el retiro de Estados Unidos no pudieron hacerlo debido al caos en el aeropuerto de Kabul, aseguró un alto funcionario, que dijo estar “atormentado” por las decisiones que debieron tomarse.

El gobierno de Joe Biden asegura que los victoriosos talibanes prometieron permitir la partida de afganos que quedaron atrás, pero muchos de los que trabajaron para Estados Unidos durante su misión de 20 años temen represalias. “Todos los que lo vivimos estamos atormentados por las decisiones que tuvimos que tomar y por las personas a las que no pudimos ayudar a salir en esta primera fase de la operación”, dijo el alto funcionario del Departamento de Estado que estuvo involucrado en el operativo.

“Sentimos el enorme compromiso de permanecer leales a todas las personas con las que tenemos esta deuda”, agregó a periodistas bajo condición de anonimato.

En los últimos días de la guerra, Estados Unidos sacó por aire a más de 123.000 personas del aeropuerto de Kabul, incluidos ciudadanos e intérpretes estadounidenses así como otras personas que apoyaron la misión y eran elegibles para una visa migratoria especial.

“Yo diría que la mayoría de los solicitantes de asilo, en base e información anecdótica sobre las poblaciones que pudimos apoyar”, señaló, declinando proporcionar números precisos.

Un intérprete que ayudó a rescatar al presidente Joe Biden en una tormenta de nieve en Afganistán en 2008 está escondido de los talibanes tras no poder tomar un vuelo de evacuación para escapar de Kabul, según el diario The Wall Street Journal. El intérprete, que en el periódico sólo se menciona como “Mohammed” para proteger su identidad, trabajaba regularmente para el Ejército de EE.UU. en ese momento, participando en misiones de combate. El hombre no pudo procesar su solicitud para inmigrar a EE.UU. a tiempo para ser evacuado cuando los talibanes tomaron el poder del país el 14 de agosto.

“Hola, señor presidente: sálveme a mí y a mi familia”, dijo Mohammed al Journal el lunes, el último día de la operación de evacuación de civiles liderada por Estados Unidos, que comenzó cuando los talibanes retomaron el control de Afganistán a mediados de agosto. “No se olvide de mí aquí”, pidió.

Dejá tu comentario