Parlamento egipcio aprobó un despliegue militar en Libia

Mundo

El Cairo - Los diputados egipcios aprobaron ayer una posible intervención armada en Libia si las fuerzas del gobierno de Trípoli, apoyadas por Turquía, continúan avanzando hacia el este, anunció el Parlamento.

La Cámara de diputados avaló por unanimidad el envío de “elementos del ejército egipcio en misiones de combate fuera de las fronteras de Egipto, para defender la seguridad nacional egipcia”, según un comunicado del Parlamento.

La votación, que se realizó a puerta cerrada, se produjo unos días después de que el presidente egipcio Abdel Fatah Al Sisi declarara que Egipto no quedaría “inerte” en el conflicto libio frente a una “amenaza directa” sobre la seguridad nacional.

Libia, que tiene las reservas de petróleo más abundantes de África, está desgarrada por un conflicto entre dos facciones, cada una apoyada por Estados extranjeros: el Gobierno de Unión Nacional (GNA), reconocido por la ONU y con sede en Trípoli, y el mariscal Jalifa Haftar, que controla el este y una parte del sur del país.

El GNA es apoyado por Turquía, que ha desplegado militares en el lugar, y el segundo por el vecino Egipto, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Rusia.

Sisi habló en la tarde del lunes con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la crisis libia, según el portavoz de la presidencia egipcia.

En las antípodas sobre Libia, Egipto y Turquía mantienen tensas relaciones desde la destitución en 2013 del presidente islamista Mohamed Mursi, apoyado por Ankara.

Egipto ya había advertido en junio que todo avance de las fuerzas del GNA hacia el este podría desencadenar una intervención militar egipcia.

Trípoli, que dirigió sus esfuerzos hacia la ciudad estratégica de Sirte bajo control del mariscal Haftar, calificó la posición egipcia de “declaración de guerra”.

Egipto considera Sirte, que abre el acceso a los yacimientos petroleros libios, como una “línea roja”.

La semana pasada, sector del parlamento libio que está en el este Libia y respalda al mariscal Haftar apoyó una eventual intervención militar egipcia en caso de amenaza a la seguridad de los dos países.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia está sumida en el caos y en múltiples frentes de conflicto, que se hicieron más complejos por la presencia creciente de actores internacionales.

Dejá tu comentario