El Príncipe Carlos de Inglaterra pagó una deuda de 1651

Mundo

El príncipe Carlos de Inglaterra saldó hoy una deuda contraída por el rey Carlos II a una asociación de comerciantes en 1651.

El heredero al trono británico pagó 453.15 libras esterlinas (905 dólares aproximadamente) que su antecesor no había abonado a la Clothiers Company de Worcester en concepto de la confección de uniformes para sus tropas.

Carlos entregó el dinero de la deuda en un bolso de terciopelo creado por el Royal Shakespeare Company, y bromeó al decir que "por suerte" no tuvo que pagar el interés.

A cambio, el alto comisario de la Compañía de Confeccionadores, Philip Sawyer, entregó una factura al príncipe tras aceptar la suma, subrayando que acababa de cerrarse "un muy largo capítulo" de la historia de la empresa.

"Parece que los miembros de la Compañía de Confeccionadores tienen una memoria larga", dijo Carlos; y añadió bromeando que "menos mal que no tuve que pagar los intereses, no he nacido ayer".

Dejá tu comentario