Elimina Cuba ahora los topes salariales

Mundo

La Habana (Reuters, DPA) - Cuba comenzó a reformar el sistema de salarios estatales para crear más incentivos y permitir que los trabajadores ganen de acuerdo con lo que producen, en el último indicio de apertura económica del nuevo dictador, Raúl Castro.

Por primera vez en décadas y bajo la resolución número 9 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el régimen dijo que no habrá ahora límites sobre los ingresos de los empleados estatales, informó la televisión estatal.

«Por primera vez se habla con claridad y precisión de que el salario no tiene límites, el techo del salario es la productividad», dijo Ariel Terrero, un comentarista económico en declaraciones a la televisión local.

Otro indicio apuntó ayer en dirección a una paulatina recuperación del magro poder de consumo de los cubanos, cuando el diario oficial «Juventud Rebelde» abogó por un aumento de los salarios a partir de la eliminación de lo que calificó de «trampas de la comercialización para favorecer a empresas productoras».

El sueldo promedio de la población local es equivalente a unos 17 dólares por mes, pero los desniveles sociales son cada vez más grandes. Mientras que profesionales como médicos y docentes tienen salarios estatales muy bajos, los cubanos que reciben dinero de familiares en el exterior, propinas de turistas, dirigen pequeños negocios o viajan en misiones gubernamentales al exterior reciben bonificaciones en pesos convertibles con el dólar, lo que les otorga un poder adquisitivo mucho mayor.

Esto podría cambiar pronto, con el nuevo código laboral que por primera vez no pone un límite a los salarios estatales, atándolos a la productividad.

«Una de las razones de la baja productividad es que hay poco incentivo salarial y esto frena la productividad y por eso los salarios no se incrementan», dijo Terrero.

  • Resolución

    El comentarista económico apuntó que la resolución número 9 fue firmada en febrero, pero aún no fue divulgada en la «Gaceta Oficial» de la isla.

    Raúl Castro, quien asumió en febrero la presidencia del país tras la enfermedad de su hermano Fidel, dijo que trabajaría para hacer que los salarios reflejen mejor el trabajo, una de las principales quejas de la población cubana.

    «Constituye hoy un objetivo estratégico avanzar de manera coherente, sólida y bien pensada, hasta lograr que el salario recupere su papel y el nivel de vida de cada cual esté en relación directa con los ingresos que recibe legalmente», dijo Raúl Castro en su discurso ante el nuevo Parlamento el 24 de febrero.

    El nuevo dictador ha puesto en marcha una importante reforma en el sector agrícola para crear mejores condiciones a los trabajadores estatales y privados. Además ha levantado la prohibición a la venta de varios electrodomésticos, entre ellos computadoras y DVD, y al uso de teléfonos celulares, así como también dio luz verde para que los cubanos puedan alojarse en hoteles de la isla antes reservados sólo para turistas extranjeros.
  • Dejá tu comentario