Encuentran en Indonesia parte del avión desaparecido

Mundo

Una pieza identificada como del Boeing 737 de la compañía Adam Air desaparecido el 1 de enero en Indonesia con 102 personas a bordo fue hallada a orillas del mar, mientras la olas devuelven a tierra otras partes del avión siniestrado, anunciaron este jueves los servicios de socorro.

La parte encontrada formaba parte del alerón derecho del avión (estabilizador trasero) y lleva un número de serie que ha sido identificado formalmente por Adam Air, según Elshinta M. Suyanto, oficial de la Marina indonesia.

La pieza fue hallada por un pescador local llamado Bakri, "a 8 km de Pare (suroeste de la isla de Celebes, también llamada Sulawesi), a unos 300 metros de la orilla", agregó.

"El objeto hallado forma parte de la cola (de la nave) y lleva la matrícula del avión", explicó Frans Wenas, uno de los investigadores indonesios. "Pero no hemos podido determinar cuándo se separó del avión", matizó.

"La búsqueda va a centrarse a partir de ahora en el mar", subrayó Bambang Karnohyudo, jefe de los servicios de socorro en Indonesia.

Suyanto precisó que era prematuro concluir que el Boeing se había estrellado en el mar, por lo que las operaciones de búsqueda continúan también en tierra.

La pista de un accidente en el mar cobró fuerza el lunes, cuando el navío Fatahilah de la Marina de Indonesia anunció la detección de objetos metálicos en los fondos marinos.

El mar, por su parte, devolvió este jueves nuevos objetos del aparato, como las mesas abatibles pegadas a la parte trasera de los asientos.

Esas piezas conservaban las inscripciones "chalecos salvavidas bajo los asientos" o "colóquese el cinturón en posición vertical", explicó desde la ciudad de Barru.

Los pescadores también hallaron el cadáver de una mujer, pero se ha confirmado que no era uno de los pasajeros, explicó Suyanto.

Para los angustiados familiares de las víctimas, el hallazgo supuso un alivio tras once días sin noticias.

"Estoy contenta y triste a la vez", dijo Hilda, una de las decenas de familiares que esperan noticias en Makassar.

Rosmala Dewi, madre de una de las azafatas, aseguró estar "contenta con este gran paso adelante".

El Boeing 737-400 de Adam Air partió el primero de enero de Surabaya (isla de Java) con destino a Manado (Celebes), a donde nunca llegó.

El avión intentó evitar una tempestad con vientos sumamente violentos que azotaba desde hacía días el centro del archipiélago indonesio.

En total, 96 pasajeros (entre ellos tres estadounidenses) iban a bordo -85 adultos, 11 niños y cuatro bebés-, más seis miembros de la tripulación.

Dejá tu comentario