EEUU teme la propagación de la variante Delta y establece de nuevo el uso de barbijo en interiores

Mundo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se dirigieron a aquellos que recibieron ambas dosis contra el Covid-19, pero solo para ciudades o regiones con altas tasas de transmisión.

En el marco de la propagación de Covid-19 y la Variante Delta del SARS-CoV-2, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) informaron ayer su recomendación respecto al uso del barbijo en espacios interiores incluso en las personas ya inmunizadas que se encuentren en ciudades o regiones de alta transmisión.

Los funcionarios federales de salud consideran que las personas vacunadas representan una cantidad muy pequeña de transmisión. Aún así, algunas podrían tener niveles más altos del virus de lo que se entendía anteriormente y potencialmente transmitir el virus a otros, dijeron.

"En áreas con transmisión considerable, los CDC recomiendan que las personas completamente vacunadas usen máscaras en entornos públicos cerrados para ayudar a prevenir la propagación de la variante delta", expresó la directora del organismo, Rochelle Walensky.

Con excepciones para quienes comen o beben mientras están sentados en un restaurante o bar, maestros, trabajadores, estudiantes y visitantes de las escuelas fueron los ejemplos mencionados que deberán cumplir con la medida independientemente del estado de vacunación.

De hecho, el presidente Joe Biden analiza exigir la vacunación a todos los empleados del Estado frente a la preocupación que indica la variante originada en India. "Eso está bajo consideración en este momento, y si no están vacunados, no son tan inteligentes como pensé que eran", planteó cuando se le preguntó si su administración estaba considerando un plan de ese tipo.

El promedio de muertes diarias se mantiene en 200, mucho menos que las 3.500 durante la peor ola de contagios en el pasado invierno boreal. Respecto a los contagios de la mutación que se considera más contagiosa equivalen a más del 80% de los contagios nuevos registrados en las últimas dos semanas en Estados Unidos.

Dejá tu comentario