12 de marzo 2008 - 00:00

Estudia Bush declarar a Venezuela país terrorista

Hugo Chávez
Hugo Chávez
Miami y Caracas (ANSA, EFE, DPA) - El gobierno estadounidense evalúa incluir a Venezuela en la lista de países que apoyan al terrorismo, elaborada por el Departamento de Estado, junto a Corea del Norte, Irán, Cuba, Siria y Sudán.

Según informó ayer el diario «The Miami Herald», que citó fuentes del gobierno de George W. Bush, la Casa Blanca decidió iniciar una investigación tras la acusación de Colombia sobre presuntos vínculos del presidente venezolano, Hugo Chávez, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Estados Unidos y la Unión Europea consideran a ese grupo una organización terrorista.

De confirmarse, la noticia, que pondría a EE.UU. y Venezuela en un curso de enfrentamiento más drástico, tendría profundas implicancias en la región, sobre todo para países como la Argentina, que mantienen estrechas relaciones económicas y políticas con Caracas.

La reacción venezolana no se hizo esperar. El ministro de Comunicación, Andrés Izarra, denunció ayer que «el gobierno estadounidense, en su empeño de aislar a Venezuela y para mantener la guerra política y económica, pretende iniciar acciones ilegales para colocar a nuestra nación entre la lista de países que apoyan al terrorismo».

El «plan para la guerra (de EE.UU.) se ha diluido», por lo que ahora «buscan nuevas formas de agredir, derrocar y avanzar en su plan de acabar con la Revolución Bolivariana», sostuvo en un comunicado.

El embajador de Caracas ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Valero, calificó por su parte de «insólito y aberrante» que en Estados Unidos se esté planteando incluir al país en su lista negra del terrorismo internacional.

«Es una aberración, un despropósito absolutamente insólito que el gobierno terrorista por excelencia pretenda erigirse como conciencia mundial», dijo Valero en una entrevista concedida al canal estatal Venezolana de Televisión en referencia a Estados Unidos.

El gobierno norteamericano «practica el terrorismo de Estado sin respetar el derecho internacional, practica genocidios en varias partes del mundo y ha invadido países latinoamericanos y caribeños», señaló el funcionario venezolano.

  • Desmentida

    El presidente venezolano ha negado haber entregado armas y dinero a los guerrilleros, y dijo que sus contactos con éstos sólo han sido por gestiones humanitarias para liberar a rehenes. Sin embargo, ha declarado públicamente que considera a las FARC un «movimiento insurreccional legítimo con un proyecto bolivariano que Venezuela respeta».

    La investigación es el primer paso de un procedimiento que podrá tener consecuencias en términos de sanciones económicas contra Venezuela y de limitaciones impuestas a las empresas petroleras estadounidenses y extranjeras que realicen negocios con ese país.

    Colombia anunció la semana pasada que había hallado documentos que, según dijo, demuestran los vínculos entre el gobierno venezolano y las FARC. Según el diario de Miami, esos documentos son la base de la investigación del gobierno estadounidense.

    El diputado republicano del estado de Florida Connie Mack solicitó el pasado día 6 a la Casa Blanca que inicie el procedimiento contra Venezuela. En una carta enviada a Bush, señaló que Chávez «está cada vez más vinculado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia».

    Mack, elegido por el estado de Florida, insistió en que «es cada vez más obvio» que Venezuela puede ser designado como un país «que patrocina el terrorismo». El Departamento de Estado ya ha hecho notar que Venezuela «no coopera plenamente» en la lucha contra el terrorismo, recordó.

    Por otra parte, Estados Unidos criticó ayer la situación de los derechos humanos en Cuba y Venezuela, a la vez que destacó avances en Colombia, su principal aliado en Sudamérica.

    En su informe global de 2007 sobre derechos humanos, el Departamento de Estado mantuvo a Cuba en su lista de países que «violan sistemáticamente» los derechos humanos, un escenario que permaneció sin cambios bajo el nuevo liderazgo de Raúl Castro.

    Estados Unidos conmemoró además la derrota de Chávez en el referendo de diciembre sobre una reforma constitucional, que le hubiese permitido seguir indefinidamente en el poder.

    La sociedad venezolana expresó una «vigorosa resistencia» a los intentos de «socavar las instituciones democráticas» del mandatario, afirmó el informe.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar