Exjefe de campaña de Mc Cain: "Los que dicen que Obama ya ganó están completamente equivocados"

Mundo

El candidato republicano Mitt Romney viene de tener un par de semanas desastrosas. Con una convención republicana en Tampa para el olvido, acusaciones de intentar sacar rédito político de los ataques a la embajada de EEUU en El Cairo y la reciente salida a la luz de un video en el que se lo ve menospreciar a casi la mitad del electorado norteamericano, muchos creen que su campaña está herida de muerte.

Pero Steve Schmidt, responsable de conseguir la reelección de Arnold Schwarzenegger como gobernador de California y de crear la fórmula presidencial Mc Cain - Palin en 2008, advirtió que los medios no deberían dar por asegurado el triunfo de Obama.

Interpretado por Woody Harrelson en la reciente película "Game Change" de HBO - que ganó un Emmy este domingo - Schmidt mantuvo una conversación en exclusiva con este medio y predijo una carrera ajustada hasta el día de las elecciones.

Periodista: Tras una seguidilla de errores en la campaña presidencial de Mitt Romney, ¿Está de acuerdo con los que dicen que ya perdió las elecciones?

Steve Schmidt: No se puede decir que perdió. Estructuralmente hablando, los candidatos están codo a codo. La campaña de Romney tuvo una mala convención republicana mientras que la de los demócratas fue excelente. Entre el stand-up de Clint Eastwood con una silla vacía, los comentarios de Romney durante los ataques a las embajadas en Libia y Egipto y el video en el que critica a 47% del electorado, el presidente Obama logró sacarle ventaja. Mitt ha tenido una mala noticia tras otra - la mayoría causadas por él mismo - pero las encuestas sugieren que a nivel nacional los candidatos están muy parejos. Si lo vemos estado por estado Mitt está por atrás de Obama pero no mucho. Y todavía le queda un mes y medio para las elecciones. Aún está a tiempo de recobrar el equilibrio y explicar por qué el sería mejor presidente.

Periodista: En octubre se vienen los debates presidenciales por televisión. ¿Cree que es una oportunidad para repuntar?

S.S.: Claro que sí. Obama está en una posición precaria, como lo estaba George W. Bush en la campaña de 2004. Algunos dicen que si las elecciones fueran mañana, Obama ganaría. Pero lo cierto es que los dos están muy parejos y Romney podrá presentar su plan de gobierno en el evento televisivo con mayor rating después del Super Bowl.

Periodista: El Wall Street Journal - diario de tono conservador - dijo la semana pasada que la campaña de Romney es "incompetente." ¿Qué haría usted si estuviera a cargo?

S. S.:
Romney necesita recuperar la estabilidad para poder llegar al final sin cometer más errores y enviar señales de que él es el candidato correcto. Desde ahora debería empezar a insistir con los temas que va a desarrollar en los debates. Su campaña también debe prepararse y esperar que para cuando hayan terminado, Romney haya logrado explicar de forma clara como espera llevar el país hacia adelante, como lidiar con la economía y desafíos de la actualidad. Los que dicen que Obama ya ganó están completamente equivocados.

Periodista: Usted fue el que recomendó a Sarah Palin como candidata a la vice-presidencia en 2008. ¿Qué opina de la decisión de Romney de seleccionar a Paul Ryan, otro conservador que propone recortes y privatizaciones como la salida a la crisis?

S. S.: La realidad es que en una elección los candidatos a vice no ayudan a sumar votos de la misma forma en que lo hace el candidato a presidente. Ryan es un líder republicano inteligente y capaz, y su idea de cómo debe ser un gobierno es compartida por muchos millones de norteamericanos. Más de allá de lo que pase en estas elecciones, Ryan va a ser un líder en el partido republicano por mucho tiempo. En la campaña está haciendo un gran trabajo y veremos cómo actúa frente a Joe Biden en los debates. Ese va a ser su gran momento.

Periodista: Pero además parece haberle dado a Romney un impulso entre los votantes republicanos que antes no estaban seguros de él...

S. S.: A los conservadores les gusta. Eso es indiscutible.

Periodista ¿Está de acuerdo con los que dicen que el partido republicano va por el rumbo equivocado?

S. S.: Si observamos la demografía y población de este país, nos damos cuenta de que no todos van a pensar igual. El partido republicano es el que ayuda a que el conservadurismo avance; una filosofía que considero es la que corresponde para gobernar este país. Lo ideal sería tener un partido amplio que acepte diferentes opiniones sobre algunos temas, pero que esté de acuerdo en otras cuestiones fundamentales.

Periodista: Sin embargo el partido parece estar muy fragmentado hoy en día...

S. S.: Creo que el partido es sano en muchas cosas y no lo es en algunas otras. Perdemos mucho tiempo entre nosotros al dar cátedra de quién debería estar permitido de formar parte del partido y bajo qué condiciones, discutimos qué es ser conservador y cómo se lo demuestra.

Periodista: A pesar de ir primero en algunos estados clave, esta vez los demócratas no parecen estar tan emocionados con Obama como lo estaban en 2008. ¿Cree que hay cierto nivel de desencanto con su gobierno?

S. S.:
Uno todo el tiempo lee notas sobre qué partido tiene más energía durante la campaña electoral. Hablando en términos generales, más de un 60% de la población del país cree que estamos en el camino equivocado y la gente está de mal humor. Hay mucho pesimismo y está enojada porque los políticos no parecen discutir soluciones que logren sacar al país de la zanja a la está dirigido. Pero no creo que esto se traduzca en una menor cantidad de votos el día de las elecciones. Los dos partidos van a ir a las urnas.

Periodista: Tras la Convención Nacional Demócrata, usted felicitó a los demócratas y dijo que habían logrado dejar en claro por qué Obama debía ser reelecto. ¿Por quién va a votar en noviembre?

S. S.: Me gusta el presidente Obama. Lo respeto a nivel personal. Ha tenido éxito en algunas áreas, como la ejecución de políticas anti-terroristas en Afganistán y en contra de Al Qaeda. Pero soy conservador y después de todo quiero que al movimiento conservador le vaya bien.

Entrevista de Adrián Bono

Dejá tu comentario