Explosión de un transformador causa pánico en Nueva York

Mundo

Al menos una persona murió y otra veintena resultó herida por la explosión de una tubería de vapor en el centro de la ciudad de Nueva York esta tarde, pero no se trató de un ataque terrorista, según aseguraron las autoridades.

El alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, dijo esta noche en una conferencia de prensa que "no hay motivos para suponer que la explosión se deba a otra cosa que a un fallo de la infraestructura".

"No hay implicancias terroristas o criminales", insistió. El Departamento de Seguridad Interna también descartó que un ataque terrorista e indicó que fue un accidente.

El periódico New York Times y el sitio de internet de la televisora NY1 reportaron que una persona ingresó muerta al hospital Bellevue -situado en Manhattan- como consecuencia de las heridas sufridas por la deflagración.

La explosión obligó a la evacuación de miles de personas que se encontraban en los edificios linderos, muchas de las cuales quedaron embarradas por el agua sucia que brotaba del medio de la calle.

El accidente ocurrió un día después que la Casa Blanca advirtiera que el grupo islámico Al-Qaeda, responsables de los atentados del 2001 contra Nueva York y Washington, planea atacar Estados Unidos en los próximos tres años.

Más de 170 bomberos y decenas de policías se hicieron presentes en el lugar, mucho de los cuales vestían máscaras para evitar una posible intoxicación.

Los bomberos lograron controlar la nube de humo que irrumpía del medio de la calle luego de trabajar durante casi una hora.

El ex jefe de bomberos de la ciudad, Thomas Van Essen, le dijo a la cadena NBC que la situación "parece peor de lo que es. El área fue aislada, esto pasa cada ciertos años".

El diario The New York Times informó en su edición de Internet que una de sus empleadas se encontraba esperando el bus a escasos metros del lugar, cuando escuchó una explosión y enseguida vio a mucha gente corriendo por las calles.

"Miré hacia la calle 41 y vi una gran nube de humo negro", relató Caryn Tutino, quien agregó que mucha gente "parecía estar en pánico y enojada".

La explosión ocurrió en el número 370 de la avenida Lexington, cerca de la estación central y obligó a las autoridades a cerrar las estaciones de metro del área.

Dejá tu comentario