Francia recorta su arsenal nuclear

Mundo

París (ANSA). - Francia reducirá en un tercio sus cabezas nucleares aerotransportadas, aunque no bajará la guardia pues "la seguridad de Europa está en riesgo" considerado el desarrollo de misiles balísticos por parte de Irán y su programa nuclear, objetado por Estados Unidos y varios de sus aliados.

Lo afirmó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en ocasión de una ceremonia en Cherburgo por la inauguración de un nuevo submarino con armas nucleares, "El terrible".

"Todos deben ser conscientes de que incluso misiles nucleares de potencias lejanas pueden llegar a Europa en menos de media hora", dijo.

"Pienso particularmente en Irán -agregó-, que está aumentando el alcance de sus misiles mientras existen graves sospechas sobre su programa nuclear".

Sarkozy afirmó que la reducción de las cabezas francesas a menos de 300 dejará al país con "la mitad del número máximo de cabezas que tenía durante la Guerra Fría".

El presidente francés solicitó a otros países que reduzcan el arsenal nuclear e incitó a China y Estados Unidos a ratificar el tratado global sobre la prohibición de pruebas nucleares que firmaron en 1996.

Finalmente, auspició un tratado internacional que prohíba los misiles tierra-tierra de corto y mediano alcance y otro que prohíba la fabricación de material de fisión para armas nucleares.

Para Sarkozy llegó el momento de abrir un diálogo entre los países de la UE sobre el rol de la fuerza nuclear francesa que"por su propia existencia, dijo, constituye un elemento clave de la seguridad de Europa".

Sarkozy pone, en consecuencia, la fuerza nuclear francesa a disposición de una Europa que, aunque no existan reales amenazas de invasión, corre "riesgos".

"Saquemos juntos todas las consecuencias lógicas", dijoSarkozy: "Propongo iniciar, con todos los socios europeos que lo deseen, un diálogo abierto sobre el papel de la disuasión y su contribución a nuestra seguridad común".

Sin embargo, el presidente francés no quiere bajar la guardia y confirmó que los gastos para la defensa del país permanecerán en torno del 2 por ciento del producto interno bruto.

El submarino nuclear presentado, de última generación, es el cuarto de la Fuerza Océanica Estretégica francesa.

Tiene 138 metros de eslora y podrá llevar a bordo 111 hombres, entraré en servicio en 2010 y a diferencia de lo otros tres, transportará 16 misiles balístico mar-suelo M-51 de capacidad nuclear.

Ante la exigencia de un desarme, Sarkozy anunció la reducción de su arsenal nuclear en un tercio: Los 60 Mirage 2000-N actuales dejarán progresivamente el lugar, antes de 2009, a los Rafal.

Dejá tu comentario