Francia decreta la emergencia sanitaria ante la "segunda ola del coronavirus"

Mundo

El toque de queda, entre las 21 horas y las 6 de la mañana, regirá en las nueve ciudades más afectadas del país, con París a la cabeza. Habrá multas de hasta 135 euros para quienes no cumplan con la medida.

El Gobierno francés decretó este miércoles una nueva emergencia sanitaria para todo el país, ante lo que denominaron "la segunda ola" de la pandemia de coronavirus-, que comenzará el próximo sábado y establecerá un toque de queda nocturno en las nueve ciudades más afectadas.

“La segunda ola está aquí. Nuestros servicios sanitarios están bajo presión", indicó en Twitter el presidente francés Emmanuel Macron, que explicó las nuevas medidas con el objetivo de preservar el sistema de salud y la vida de los franceses.

El estado de emergencia sanitaria funciona como un marco legal dentro del cual se pueden decretar distintos tipos de restricciones, hasta una nueva cuarentena estricta.

La primera restricción importante que impondrán para intentar frenar el alza de nuevos casos es un toque de queda entre las 21 horas y las 6 de la mañana en las nueve ciudades más afectadas del país, con París a la cabeza. Habrá multas de hasta 135 euros para quienes no cumplan con la medida.

https://twitter.com/EmmanuelMacron/status/1316447954908188672

Durará cuatro semanas y luego se volverá a analizar la situación sanitaria: "Somos muy prudentes porque la experiencia nos demuestra que no sabemos todo aún".

En total, alrededor de 20 millones de personas serán afectadas por esta restricción y Macron adelantó que "volverán a activarse las ayudas financieras para los sectores afectados para mantener salarios" y se crearán "dispositivos de apoyo suplementarios para que los trabajadores independientes no tengan que cerrar sus negocios y quedarse sin trabajo".

El mandatario aclaró que no se prohibirán los viajes de una región a otra -"por ahora"-, que habrá autorizaciones especiales para aquellos que tengan un trabajo esencial de noche o tengan una emergencia y advirtió: "Confío en la responsabilidad ciudadana, pero por supuesto habrá controles".

Durante el día, Macron pidió que todos cumplan con las medidas de precaución de distanciamiento social, instó a que las empresas permitan trabajar de manera remota a sus empleados dos o tres días por semanas para "evitar conglomeraciones" a lo largo de la jornada, antes del toque de queda.

La agencia de salud pública que depende del Ministerio de Sanidad anunció hoy 22.591 nuevos contagios en 24 horas y 104 muertos, que elevan el número total a más de 779.000 y 33.037, respectivamente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario