Gran Bretaña: acusan a un cuarto sospechoso por atentados frustrados

Mundo

El médico jordano Mohammed Asha fue inculpado formalmente por "conspiración" para causar explosiones, con lo que se convierte en el cuarto sospechoso inculpado en la investigación sobre los atentados fallidos de Londres y Glasgow a finales de junio, anunció Scotland Yard.

Mohammed Asha, de 26 años y padre de un niño de 18 meses, fue arrestado el 30 de junio por los servicios secretos británicos M6, tras los fallidos ataques en Londres y Glasgow.

La justicia británica había decidido ampliar hasta el 21 de julio su período de detención, a la espera de inculparlo por su presunta conexión con esos atentados.

Es el cuarto acusado en relación con ambos atentados, junto con Muhamad Haneef, de 27 años, el iraquí Bilal Abdula, de la misma edad y Sabeel Ahmed, un médico indio de 26 años.

Dejá tu comentario