Honduras: sigue el diálogo a puerta cerrada mientras en la calle se concentra la resistencia al Golpe

Mundo

El diálogo entre las comisiones del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y del de facto, Roberto Micheletti, continúa a puerta cerrada en un hotel de Tegucigalpa, mientras la resistencia popular espera en la calle el fin de la crisis política del país centroamericano.

Decenas de manifestantes de la resistencia contra el golpe esperan el resultado de las comisiones de diálogo a unos 100 metros del hotel donde se celebran las reuniones de trabajo.

"Aquí estamos en la calle esperando que la crisis llegue a su fin", dijo el coordinador del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, Juan Barahona.

No obstante, el dirigente popular, ex miembro de la comisión de diálogo de Zelaya que fue sustituido esta semana por el abogado Rodil Rivera, advirtió que "si hoy no hay solución la lucha seguirá mañana en las calles".

"Para nosotros como resistencia popular no es negociable la restitución del presidente Zelaya, ni la Constituyente" para reformar la actual Carta Magna de Honduras, apostilló Barahona.

Anoche, un miembro de la comisión de Zelaya, Víctor Meza, dijo a la prensa que está "bastante optimista" y que espera que se llegue "a un arreglo por el bien de Honduras".

Por su parte, el asesor del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), John Biehl, indicó escuetamente antes de que comenzara el diálogo que los representantes de Zelaya y Micheletti "están muy bien".

"Hay esperanzas y lo están haciendo muy bien", subrayó Biehl, uno de los funcionarios de la OEA que acompaña el diálogo que se reanudó el pasado día 7.

Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio pasado, permanece desde el 21 de septiembre en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, adonde llegó ese día por sorpresa casi tres meses después del golpe de Estado.

Dejá tu comentario