Incendios en Australia: creen que podría haber más de 200 muertos

Mundo

Los devastadores incendios forestales en Australia dejaron al menos 181 muertos, según el recuento difundido, más del doble que en los graves incendios de 1983, pero las autoridades temen que la cantidad definitiva supere 200.

Las autoridades de la ciudad de Melbourne informaron que excavadoras del ejército están abriendo caminos para que los equipos forenses ingresen en aldeas que quedaron aisladas por las llamas, que comenzaron el sábado.

En Strathewen, localidad en la que viven sólo 450 habitantes, se hallaron hasta el momento 26 cadáveres.

Según estima el jefe de gobierno del estado de Victoria, John Brumby, unos 50 cuerpos no han sido identificados aún. El número de víctimas mortales podría aumentar hasta alcanzar al menos los 200.

Los incendios forestales, comunes en el tórrido verano de Australia, causaron 75 muertes en 1983 y se teme que el fuego de este fin de semana al norte de Melbourne deje una cifra que más que triplique aquella.

La peor catástrofe de las últimas décadas destruyó ya unas mil viviendas y ha quemado 350.000 hectáreas de bosques. Cientos de personas han sufrido quemaduras y miles han perdido sus hogares.

En los populares centros de montaña de Kinglake y Marysville, a 100 kilómetros al noreste de Melbourne, prácticamente no quedó ningún edificio en pie.

Marysville fue declarada "escena del crimen", porque la policía cree que los incendios fueron intencionales, dado que tiene indicios de que la mitad de los focos fueron provocados deliberadamente.

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, tachó los incendios de "asesinatos masivos" y responsabilizó a los autores de la muerte a manos del fuego de decenas de personas.

La compañía de seguros Allianz calcula que las pérdidas para esa actividad podrían alcanzar los 500 millones de dólares australianos (325 millones de dólares estadounidenses).

Se estima que el fuego arderá durante semanas, por lo que han sido movilizados bomberos de otras partes del país así como del exterior.

Nueva Zelanda se comprometió a enviar a 100 expertos en la lucha contra incendios forestales y un equipo de Estados Unidos podría llegar a Australia esta semana.

Dejá tu comentario