Incidentes en Londres en el recorrido de la antorcha olímpica

Mundo

Cientos de manifestantes antichinos perturbaron hoy el recorrido por las calles de Londres de la antorcha de los Juegos Olímpicos, chocando con policías cerca de la Plaza Trafalgar e intentando incluso apagar la llama con un matafuegos.

Veinticinco manifestantes fueron arrestados, indicó la policía metropolitana, cuando faltaban aún tres horas para que termine el recorrido de la antorcha, que empezó en el estadio de Wembley.

A lo largo de todo el trayecto de la antorcha por las calles londinenses, hubo bailes, música y danzas, pero lo que más impactará de esta jornada serán las imágenes de los choques entre policías y manifestantes que protestaban contra la represión en el Tíbet.

Un millar de manifestantes, con banderas, globos, cantos y pancartas que denunciaban a China por su represión en el Tíbet, así como cientos de policías, esperaban a la antorcha en las inmediaciones de Downing Street, donde el jefe de Gobierno británico, Gordon Brown, saludó la llegada de la llama olímpica.

El primer ministro ha estado bajo fuerte presión para no recibir la antorcha en Downing Street, porque según muchos de sus críticos ese gesto envía un mensaje de apoyo a Pekín.

Pero Brown resistió a esos llamados y saludó la llegada de la antorcha en su residencia oficial.

Cerca del Museo Británico, las protestas fueron pacíficas, con activistas que pedían la independencia del Tíbet y reclamaban un diálogo entre el régimen comunista chino y el Dalai Lama. Otros llevaban pancartas que pedían a Gordon Brown boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en agosto.

Pero en varios lugares los manifestantes intentaron romper el cordón de seguridad que rodea la antorcha.

Un activista fue detenido cuando trató de apoderarse de la antorcha. Otro, que gritaba "Libertad para Tíbet", trató de acercarse a la llama cerca de la Plaza Trafaltar, y fue arrastrado por tres agentes.

Antes, dos personas con un matafuegos de incendios se acercaron a un deportista que llevaba la antorcha, Chris Parker, en el momento en que pasaba el relevo, en un barrio de Londres.

"Extintor de propaganda", escribieron los manifestantes, que fueron detenidos por la policía, que desplegó a 2.000 agentes para el operativo de seguridad.

Dejá tu comentario